'Maestra de pueblo': «Me tiemblan las canillas cuando anuncian una nueva ley»

'Maestra de pueblo': «Me tiemblan las canillas cuando anuncian una nueva ley»

Su ácido sentido del humor la ha convertido en un auténtico fenómeno en redes sociales. Ahora la profesora que triunfa bajo pseudónimo en internet publica su segundo libro: 'Maestra de Pueblo. Estado civil: opositora'

PILAR RODRÍGUEZ VEIGA (EFE) Madrid

'Maestra de pueblo', la profesora que bajo ese pseudónimo cuenta con gran éxito en internet su vida real, acaba de publicar su segundo libro, en el que no vuelve a faltar el humor y la ironía, en este caso sobre cómo es el día a día de una docente que estudia unas oposiciones.

La autora de 'Maestra de pueblo. Estado civil: opositora' (editorial Grijalbo), escrito junto con la ilustradora Cristina Picazo, reconoce que prefiere meterse en su clase que abrir el periódico, pues le «tiemblen las canillas» cada vez que lee que se anuncia una nueva ley educativa.

- De maestra novata a opositora ¿Sigue con la misma ilusión o la vocación flojea?

- Más que flojear me tiemblan las canillas cada vez que abro los periódicos y anuncian una nueva ley educativa, así que prefiero meterme en mi clase con mis estudiantes. Ellos son lo verdaderamente importante y me hacen recordar cada día por qué me metí en esto.

- De Primaria o Secundaria. ¿Qué alumnado es más difícil de educar?

- Son alumnados distintos, no creo que uno sea más difícil que otro sino que hay que encontrar la forma adecuada de llegar a cada uno de ellos. Trabajo en un cole de Primaria y me resultaría difícil conectar con estudiantes de Secundaria, quizás sea porque nunca lo he hecho pero puede que para un profe de Bachillerato también sea complicado un aula de 3 años.

- 'Maestra de pueblo' ha ido por varios colegios. ¿Hay muchas diferencias entre los centros educativos?

- Una de las muchas cosas que he aprendido trabajando en varios centros y que luego confirmé cuando creé el personaje es que los centros y los propios docentes tenemos muchas más cosas en común de lo que creemos.

- ¿Cuáles son sus problemas del día a día?

- Que un niño se haga pis, que no te funcione el ordenador o que no te hagan ni caso cuando te has preparado la mejor clase del universo son problemas fáciles de resolver. Los difíciles vienen cuando no mandan a nadie para sustituir a esa maestra que lleva 15 días de baja o tienes que hacer malabares con un presupuesto irrisorio en un centro con clases llenas de alumnos porque las ratios están por las nubes.

- Si una maestra de pueblo saca unas oposiciones, ¿cambia a una ciudad?

- He trabajado en ambos entornos y los dos tienen sus cosas positivas y negativas. Quizás el pueblo no pueda ofrecer una gran oferta cultural pero el alumnado tiene un gran contacto con la naturaleza, y muchos aún mantienen esa curiosidad que se pierde en las grandes urbes. Al final los docentes somos muy versátiles.

- ¿En las oposiciones deben tener ventaja los interinos?

- Los docentes interinos llevan años demostrando que son competentes, que llevan mucho tiempo desarrollando con plena satisfacción su labor y no pueden ser considerados docentes de segunda. Creo que la Administración tiene que tener en cuenta todos estos factores en unas oposiciones.

- ¿Qué opina sobre el anuncio de la ministra Isabel Celaá de evaluaciones voluntarias a los docentes?

- No estoy en contra de la evaluación del profesorado, creo que nos vendría bien tener un «feedback» de nuestra labor más allá del que recibimos del alumnado y familias, pero creo que se está enfocando la problemática educativa de una forma equivocada. Venimos de una época de recortes y de un desprestigio de nuestra labor, ¿y la primera medida que se nos ocurre es realizar evaluaciones a los docentes? ¿Nadie ve cosas más importantes?

- ¿Hacen falta nuevos requisitos para empezar la carrera docente?

- Necesitamos reformular la formación inicial del profesorado. Recordando mis años de Magisterio echo en falta una formación universitaria con mucha más parte práctica, experiencias innovadoras, contacto directo con los centros, un aprendizaje con profesorado con experiencia y con las problemáticas reales que se va a encontrar un maestro después.

- ¿Ya está pensando en su próximo libro?

- Soy maestra y todo el mundo sabe que ya estoy pensando en el puente de diciembre.

Temas

Libro
 

Fotos

Vídeos