De la batalla de Ayete al frente de Oriamendi

M. E. SAN SEBASTIÁN.

La pequeña isla de Guernsey, de apenas 80 kilómetros cuadrados, un tercio más de superficie que San Sebastián, es vecina de la isla de Jersey, y las dos se encuentran frente al litoral de la Normandía francesa. Ahí nacieron los dos protagonistas.

Tupper, herido en la batalla de Ayete, murió el 13 de mayo de 1836, probablemente en lo que entonces era el hospital militar de San Telmo. Casi un año después Oliver De Lancey fue herido de gravedad el 15 de marzo de 1837 en Oriamendi, y expiró en San Sebastián el día 23. Los dos primos murieron, con solo un año de diferencia, por un balazo mortal en la cabeza y tras una agonía de una semana.

Los dos están hoy en el Cementerio de los Ingleses. En el mausoleo de William Tupper en Urgull se lee: «Consagrado a la memoria de Guillermo I.M. Tupper, coronel del 6º escoceses B.A.L. y antes del RE. número 25 de S.M.B., quien a la cabeza de su cuerpo a la toma de Ayete el 5 de mayo de 1836 cayó herido mortalmente a los 32 años de edad».

Las inscripciones en la lápida de la tumba de Oliver de Lancey han quedado ilegibles por el paso del tiempo, pero gracias a la diligencia de Henry Wilkinson, que lo anotó, sabemos que se leía lo siguiente: «Consagrado a la memoria del coronel Oliver de Lancey, caballero de San Fernando, que cayó en el momento de la victoria, en las alturas de Hernani, el 15 de marzo de 1837».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos