Andrés Pascual: «Al final lo más cercano y esencial es lo más universal»

Andrés Pascual, ante la ermita de Nuestra Señora de La Piscina, en San Vicente de la Sonsierra./JUSTO RODRIGUEZ
Andrés Pascual, ante la ermita de Nuestra Señora de La Piscina, en San Vicente de la Sonsierra. / JUSTO RODRIGUEZ

El escritor riojano presenta esta tarde su última novela en San Sebastián, un thriller ambientado entre viñedos

Itziar Altuna
ITZIAR ALTUNASAN SEBASTIÁN.

Andrés Pascual (Logroño, 1969) decidió abandonar su carrera de abogado y consagrar su vida a la escritura y a su faceta como conferenciante. Lejos de los escenarios exóticos elegidos para sus anteriores novelas ('El guardián de la flor de loto', 'El haiku de las palabras perdidas' o 'Taj'), el escritor sitúa la trama de su último trabajo, 'A merced de un dios salvaje', entre los viñedos de La Rioja Alta. Un thriller psicológico en el que también ha querido plasmar el espíritu de superación que acompaña a los familiares de los niños con enfermedades raras. De todo ello hablará hoy en el Aquarium de San Sebastián (19.30) dentro del Aula DV. La entrada será gratuita.

- ¿Con qué historia sorprende en esta ocasión a sus lectores?

- Le propongo al lector un contraste entre el paisaje idílico de La Rioja y el dramatismo de un thriller. Todo empieza cuando Hugo Betancor, un periodista en horas bajas y viudo, llega a La Rioja con su hijo de once años a algo tan mundano como es heredar. Él no conoce el secreto que se esconde bajo el suelo de la finca Las Brumas, la bodega de los abuelos del niño.

- Ha visitado más de 50 países y sus anteriores novelas estaban ambientadas en países como India, China, Brasil, Madagascar o Japón. ¿Por qué esta vez en La Rioja?

- Muchas veces no nos damos cuenta de las maravillas que tenemos delante. Y un buen día yo descubrí que La Rioja era un escenario inigualable para una historia de estas características. En la comarca de La Sonsierra, donde se sitúa la novela, hay calados milenarios, tumbas antropomórficas excavadas en las rocas entre los viñedos y hasta una ermita con la forma de la piscina probática de Jerusalén que construyó un señor que vino con las cruzadas. ¿Quién no querría un escenario así para un thriller?

- ¿Por qué eligió San Vicente de la Sonsierra como escenario?

- Es un pueblo exclusivamente vitivinícola y alberga el rito de los 'Picaos', que son los flagelantes que se golpean hasta la sangre en pleno siglo XXI. En la novela se habla de la culpa, de la necesidad de expiación... El mundo rural, con sus costumbres, adquiere un peso importante en la trama. Este libro me ha permitido sentirme orgulloso de esa identidad esencial, y tal vez por eso, la novela se convierte en universal y llega a tanta gente. Al final lo más cercano y esencial es lo más universal.

- Le ha costado escribir una novela ambientada en su tierra. ¿Es la más personal?

- Sí. Tenía una carga de responsabilidad añadida por ser de la tierra y por eso he esperado al menos cinco años a encontrar la trama perfecta. Y eso no ocurrió hasta que conocí al Raúl verdadero, un niño que padece la enfermedad rara del síndrome de Dravet, en el que se inspira el Raúl de la ficción.

Datos

Conferencia.
'A merced de un dios salvaje rebélate contra tu destino'.
Ponente
Andrés Pascual.
Lugar
Aquarium de San Sebastián.
Fecha y hora
Hoy a las 19.30h.
Entrada
Gratuita.

- ¿Qué le atrajo de su historia?

- Me pareció épico y tremendamente inspirador lo que hace su familia todos los días para seguir adelante. Los niños que padecen esta enfermedad sufren ataques epilépticos todas las noches. Pero sus familias siguen viviendo, no están lamentándose por lo que ocurrió ayer y temiendo lo que pueda ocurrir mañana, sino que prefieren vivir el presente para sacar lo mejor de sí mismos y de sus hijos.

- ¿Con qué dios salvaje se encontrará el lector en este novela?

- Aparentemente todos estamos a merced de una serie de dioses salvajes que nos impiden seguir adelante y que nos llenan la mochila de piedras, como son los pecados de nuestros padres, el peso de la tradición o religión, las enfermedades o los conflictos laborales. Ante estas situaciones solo cabe rendirse, o desplegar la épica de los héroes cotidianos y brillar.

- La novela se presenta como 'el principio de la saga Rioja'. ¿Tendrá continuidad?

- Sí, aunque quiero dejar claro a los lectores que es una novela que empieza y acaba, pero tanto los personajes como los escenarios van a dar mucho de sí en el futuro.

- Sus novelas siempre suelen transmitir enseñanzas vitales, como en 'Eden', donde proponía al publico que modificara su propio mundo. Algo que usted ya hizo...

- Sí, porque después de veinte años de ejercicio de la abogacía con dos despachos en funcionamiento, un día me di cuenta que no era la persona que quería ser, y para seguir creciendo en la literatura y en mi faceta de conferenciante necesitaba más tiempo. Entonces decidí colgar la toga y cerrar el despacho. Desde entonces, he vivido durante cuatro años en Londres, donde me he podido consolidar tanto en mi carrera de conferenciante como en la de escritor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos