Laura Balagué: «Donostia es un escenario muy apetecible para una novela negra»

Laura Balagué acaba de publicar su primera novela negra./
Laura Balagué acaba de publicar su primera novela negra.

La autora se ha estrenado en los relatos policíacos con 'Las pequeñas mentiras', un libro ambientado en la lluviosa Donostia invernal

ANIA M. SEISDEDOSSAN SEBASTIÁN.

Laura Balagué Gea (Barcelona, 1958) estudió Enfermería y desde 1982 reside en San Sebastián, donde trabaja en un centro de salud, aunque en sus ratos libres se dedica a escribir. En el año 2000 obtuvo el segundo premio en el XI certamen de cuentos Atenea y ha publicado los relatos 'Sala de espera', 'Viaje a Suiza' y 'Falsas apariencias'. Ahora acaba de lanzar su primera novela negra, 'Las pequeñas mentiras', que narra la investigación de un asesinato en una peletería donostiarra. Un libro al que el jurado del Premio La Trama decidió por unanimidad conceder el premio de novela negra en su primera edición y que presentará el próximo viernes en la librería Elkar de la calle Fermín Calbetón.

- ¿Qué se va a encontrar el lector en las páginas de 'Las pequeñas mentiras'?

- El libro aborda las mentiras que todos llevamos encima. Se inicia con el descubrimiento del cadáver de Cristina Sasiain, una mujer de la alta sociedad donostiarra, en el interior de su lujosa peletería. La inspectora de la Ertzaintza Carmen Arregui recibe el encargo de esclarecer la muerte, para lo que tendrá que sumergirse en el complejo entramado de relaciones de la víctima mientras recorre un San Sebastián lluvioso e invernal en busca de pistas.

- Es su primera novela negra, ¿cómo se le ocurrió?

- Es un género que me encanta, siempre he leído mucho este tipo de novelas y tenía ganas de lanzarme con una. Había escrito otras cosas pero nunca una policíaca. De joven trabajé en una peletería de recadista y me parecía un escenario curioso para ambientar una novela de crimen y poder así hablar de una determinada clase de la sociedad. La idea hace mucho que la tenía, pero tardé bastante tiempo en sentirme capaz de desarrollarla. Creo que casi todos los escritores empiezan con relatos, cogiendo técnica. Luego el siguiente paso es atreverte con una novela, pero la negra me parecía un poco difícil para empezar. Así que he escrito una novela, un libro infantil y ya me lancé con esta.

- ¿Por qué Donostia?

- Es un escenario muy apetecible y que da mucho juego, porque es una ciudad muy bonita. Soy de Barcelona, pero llevo más de treinta años aquí. La primera novela que escribí estaba ambientada en Barcelona, pero esta me apetecía situarla aquí.

- ¿Le costó mucho escribirla?

- He tardado unos cuatro años en total, porque trabajo y escribo a ratos. Y cuando la terminé la retoqué y la alargué. La idea estaba clara desde el principio, la estructura los personajes principales y la trama, pero añadí alguna trama secundaria, más personajes. Lo más difícil fue hacer creíble la voz de una policía sin tener experiencia en ese ámbito. Así que a través de un amigo fui a la comisaría de Errenteria a ver cómo trabajaban. Me trataron fenomenal, contestando a todas mis dudas y es lo que me ayudó a crear el perfil de la protagonista.

- A Carmen Arregui se la ha descrito como «una protagonista muy real, muy cercana, madre y mujer con sus problemas y limitaciones». ¿Se parece usted a ella? ¿En quién se inspiró para perfilar su personaje?

- No diría que nos parecemos. Es una mujer de mi generación que perfectamente podría ser una amiga mía. Tiene el tipo de problemas y situaciones que tenemos la mayoría de las mujeres. A veces cuando lees novelas policíacas parece que la gente no hace la compra, no plancha o no tiene problemas. Por eso yo he intentado meter un poco de cotidianidad en la vida de la inspectora Arregui.

- ¿Cree que en todas las familias y círculos hay tantas mentiras como en la novela?

- Sí. Lo que pasa es que muchas de las mentiras no tienen importancia si no se manifiestan en un momento así. Pero obviamente todos tenemos cosas que no queremos que se sepan. Algunas en esta historia son 'gordas', pero porque en la novela hay un crimen, es imposible que detrás no hubiera muchas mentiras.

- El libro ha recibido el Premio La Trama de novela negra y usted declaró que le sorprendió recibirlo. ¿No esperaba que tuviera éxito?

- No lo esperaba en absoluto. Últimamente apenas mandaba mis relatos a concursos. A este lo envié por casualidad, de hecho estaba escribiendo el siguiente libro pero lo vi en un anuncio y como lo tenía terminado y estaba dentro de plazo lo envié. Y la verdad es que ha sido muy divertido todo, ir al festival, estar allí con Anne Perry, comer con ella... Como si yo fuera una escritora de verdad. Lo estoy disfrutando mucho.

- Y ahora que el premio ha sido publicar la novela, ¿está teniendo éxito?

- Lo cierto es que se acaba de publicar, no lleva en el mercado ni un mes. Por ahora la han comprado familiares, amigos y algunas personas más. Veremos qué va pasando con el tiempo.

- ¿Carmen Arregui ha venido para quedarse?

- Habrá que ver si tiene éxito, pero a mí me apetece seguir con la protagonista porque creo que puede dar mucho juego. Si la gente quiere y mientras yo no me canse del personaje, habrá Carmen Arregui para rato.

- De hecho ya tiene en marcha una nueva novela con ella como protagonista, ¿le ronda por la cabeza una trilogía o una saga?

- No va a ser una trilogía. Serán novelas sueltas e independientes, siempre con los mismos protagonistas pero con historias nuevas.

- ¿Qué puede adelantar de ese segundo libro?

- Por ahora puedo decir que está ambientado en el Festival de Cine, que es algo que a mí siempre me ha encantado.

- ¿De dónde le viene la afición de escribir?

- La afición por escribir, aunque te dediques a otra cosa, te viene de siempre. Lo raro es poder vivir de ello. Aunque soy enfermera, estudié el bachillerato de letras y además siempre me ha encantado leer y escribir.

- ¿Quienes han sido sus referentes en la novela negra?

- Tengo muchos. Me encantan P. D. James, Camilleri, Indridason, Toni Hill... Hay tantos que no puedo elegir. También depende del momento, porque casi siempre leo este género.

- ¿Qué me dice del 'boom' de la novela negra en España, y sobre todo en Euskadi?

- Me tiene sorprendida, me hace gracia. El 'boom' es como un círculo, se hacen más semanas negras, se presentan más novelas, tienen más público... Y se va haciendo como una rueda. Lo raro es que aquí no hubiera más novela negra, porque gente que escribe hay en todos lados y en Euskadi hay pasajes muy bonitos para ambientar historias de este tipo. No sé, de repente ha coincidido, o quizá es como cuando estás embarazada, que de repente te parece que todas las mujeres lo están.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos