L'Hermione parte al ritmo del 'Txoria Txori'

Emotiva despedida de la réplica de la fragata del marqués de Lafayette en la que no han faltado cañonazos que han resonado en toda la bahía de Pasaia

Ainhoa Múgica
AINHOA MÚGICAPasaia

La réplica de la fragata francesa 'L'Hermione' ya está rumbo a su puerto base, en La Rochelle. Después de pasar casi seis días atracado en Pasai San Pedro, a las diez de la mañana de este lunes se despedía ante un grupo de curiosos que han podido cantar el 'Txoria txori' junto a la tripulación y hacer las últimas fotos a la embarcación, tanto desde el muelle como desde cualquier punto estratégico de la bahía pasaitarra.

Con una salva de cinco cañonazos, 'L'Hermione' levaba anclas y se despedía del público que se había acercado al muelle de San Pedro y enfilaba su proa hacia la salida de la bocana. A la altura de la Factoría Marítima Vasca de Albaola, volvía a lanzar otra salva de cañonazos.

Durante estos días han sido miles los guipuzcoanos que han podido subir a la fragata, recorrer su cubierta e imaginar las aventuras del marqués de Lafayette por el Atlántico a finales del siglo XVIII. Hasta el último momento ha vivido la tripulación de 'L'Hermione' el afecto de los guipuzcoanos ya que varias embarcaciones de recreo les han acompañado en su salida de Pasaia, donde ya en mar abierto ha cogido velocidad con parte de sus velas desplegadas y ofreciendo una imagen magestuosa.

Unas 90 personas forman la tripulación de 'L'Hermione', que para la etapa que emprendió al salir de Pasaia incluyó ocho caras nuevas a bordo. «En una tripulación de estas características siempre suele haber contratiempos, gente que tiene que abandonar la navegación, y me llamaron pidiendo ayuda», explica Xabier Agote. Así, cuatro miembros de Albaola y cuatro alumnos de la Escuela Náutica Blas de Lezo de Pasaia se subieron al barco para vivir la experiencia de navegar en una nave de estas características. «No estaba previsto, pero ha surgido así, y van a tener la suerte de empaparse de una experiencia única», afirma el presidente de Albaola, quien tuvo el «honor» de navegar en la fragata durante su recorrido entre el Algarve y Vigo.

La fragata emprendía así la última etapa de su segunda gran travesía. En 2015 realizó su primer gran viaje, que le llevó a Estados Unidos, y en febrero emprendió el segundo, que le ha acercado a distintas ciudades del Mediterráneo como Tánger, Sète, Toulon, Marsella, Niza y Bastia. Tras atravesar el Estrecho de Gibraltar, fondeó en el Algarve portugués antes de emprender su viaje de regreso a Rochefort.

Pasaia era su siguiente parada, aunque un temporal le obligó a parar en el puerto de Vigo, y retrasó su llegada a Gipuzkoa. La fragata no pudo estar durante la celebración del Festival Marítimo de Pasaia, pero eso no ha impedido que miles de personas se hayan acercado estos días a ver de cerca esta réplica.

L'Hermione en Pasaia

 

Fotos

Vídeos