Un experimento nórdico sin precedentes en el Kursaal

Un experimento nórdico sin precedentes en el Kursaal

El guitarrista donostiarra Jaime Stinus y la cantante Neneh Cherry estarán en el Escenario Verde Heineken de la playa de La Zurriola | En la Plaza de la Trinidad la doble velada correrá a cargo, en primer lugar del saxofonista Joshua Redman, acompañado del trompetista Ron Miles, el contrabajista Scott Colley y el batería Dave King

Carlos Rodríguez Vidondo
CARLOS RODRÍGUEZ VIDONDO

Angulosa, cerebral y dinámica. Así promete ser la velada que esta tarde (18h, Kursaal) nos ofrecerá una formación escandinava compuesta por dos bandas del mismo origen: Atomic y la Trondheim Jazz Orchestra. Ambos grupos han decidido unirse en colaboración para rodar un repertorio original que ya tuvo su puesta de largo con éxito durante el Jazzfestival de Kongsberg a principios de mes y que ya ha cerrado más fechas en septiembre. La peculiar composición de la banda exige por parte del oyente una concentración especial. Sobre el escenario dos baterías junto al piano; una completa sección de metales que incluye tres saxos, trompeta, trombón y trompa; y un trío de cuerda con cello, contrabajo y violín. Un show diferente para un supergrupo con una instrumentación bastante 'clásica', quizá más habitual en brass band que en los clubs de jazz. Es por ello que no podemos dar nada por sentado y, en cambio, sentarnos simplemente a disfrutar de la enorme paleta de colores y timbres que se van a ofrecer.

Dos formaciones escandinavas que juntas se alejan del sonido más frío Atomic conoce bien la ciudad. A pesar de que hace casi una década que dejó su impronta -por tres veces- en las Terrazas del Kursaal, la banda regresa ahora con un bagaje de giras y publicaciones que le ha elevado a lo más alto del llamado 'sonido escandinavo'. Un sabor del que también ha conseguido despegarse para contagiarse, por otro lado, del free jazz más americano y la tradición centroeuropea. Aunque nunca abandonó la carretera, sus 14 álbumes hablan de una capacidad compositiva de gran intensidad que, sin embargo, no permite determinar con precisión su estilo. Diversidad de personalidades con diferentes influencias que oscilan entre el rock y la clásica contemporánea. Dejémoslo en 'innovador'.

Sus compañeros serán la Trondheim Jazz Orchestra, una banda flexible que se caracteriza por operar con una enorme pila de músicos que varían de proyecto en proyecto según las necesidades de instrumentación. Para este contará con ocho intérpretes contrastados que lucen ya varias muescas en el cinturón. Chick Corea, Pat Metheny, Joshua Redman, Erlend Skomsvoll y Sofia Jernberg son solo algunos de los nombres que han colaborado junto a la TJO. Una fusión que, alejada del frío del norte, nos elevará por un cosmos de experimentación y sonoridades alejadas de lo políticamente correcto.

Por otro lado, el 54 Heineken Jazzaldia llega a su ecuador este viernes con un programa que incluye las actuaciones del proyecto del guitarrista donostiarra Jaime Stinus 'StinusVidal' y de la cantante Neneh Cherry, con entrada libre, en el Escenario Verde Heineken de la playa de la Zurriola.

En la plaza de la Trinidad la doble velada correrá a cargo, en primer lugar del saxofonista Joshua Redman, acompañado del trompetista Ron Miles, el contrabajista Scott Colley y el batería Dave King.

La segunda parte mostrará el proyecto Unspeakable Garbage, el nuevo grupo del bajista Moppa Elliott en el que cuenta con el saxofonista Bryan Murray, Nick Millevoi, el pianista Ron Satabinsky y el batería Dan Monaghan.