El ciclo de jazz japonés se plantea mostrar un género «universal y sin orígenes»

La pianista japonesa Chihiro Yamanaka, este viernes en el Victoria Eugenia./Sara Santos
La pianista japonesa Chihiro Yamanaka, este viernes en el Victoria Eugenia. / Sara Santos

Cinco solistas y grupos nipones muestran que este género musical «no tiene que ver con los orígenes», sino que es «universal»

EL DIARIO VASCO

El 54 Heineken Jazzaldia de San Sebastián acoge en esta edición un ciclo dedicado al jazz japonés actual donde cinco solistas y grupos nipones muestran que este género musical «no tiene que ver con los orígenes», sino que es «universal», según ha explicado la pianista japonesa Chihiro Yamanaka.

En rueda de prensa ofrecida en la capital guipuzcoana, Yamanaka se ha referido en estos términos al jazz, acompañada de Alejandro Rodríguez, de Fundación Japón, y de parte de los intérpretes que participan en este ciclo, que ofrece conciertos a cargo de las también pianistas Eri Yamamoto, Ai Kuwabara y Yuki Armasa, así como de la guitarrista Rei, a la que acompañan el batería Miyoko Yamaguchi, el bajista Katsuhiro Mafune y el también guitarra Ryo Ogihara.

En el caso de Yamanaka compartirá escenario con el bajo Yoshi Waki y el batería John Davis, mientras que Kuwara lo hace con el contrabajo Keisuke Torigoe y el batería Senju Muneomi.

El director del Heineken Jazzaldia, Miguel Martín, ha explicado durante la presentación del ciclo que «llevaban tiempo» queriendo poner en marcha este ciclo, que cuenta con la colaboración de la Fundación Japón de Madrid, ya que, aunque el jazz nació en Estados Unidos, en Nueva Orleans, es «una música universal».

En este sentido, ha añadido que como organizadores del festival donostiarra les preocupa «mucho» mostrar cómo regiones y países del mundo como Japón cuentan con un nivel de creatividad «absolutamente extraordinario» dentro del género, contando con músicos de «extraordinario virtuosismo» que, además, incorporan al jazz «la tradición japonesa».

Por su parte Yamanaka ha afirmado que en su caso no busca intencionalmente mezclar sus raíces japonesas con el jazz, sino que es algo que ocurre «de manera natural», como, a su juicio, «tiene que ser», porque el jazz es una música que «cambia, evoluciona e integra». «Todo el mundo puede hacerlo incorporando sus raíces», ha apuntado.

A estas reflexiones Rei ha añadido que el lenguaje de la música «no requiere de idiomas« y, por tanto, »sirve para comunicarnos« en todo el mundo. Por otro lado Yamanaka ha explicado que en Japón el jazz es »muy popular«, quizás porque muchos japoneses van a Estados Unidos a estudiar, lo que hace que haya una »fuerte conexión«, también con el jazz europeo.

Además, ha indicado que el jazz «es la raíz de las músicas populares», a lo que ha añadido que en el país nipón existe «un gran respeto por la música occidental».

En el marco de este ciclo, además de los conciertos ofrecidos el pasado miércoles por Rei, el pasado jueves por Eri Yamamoto trio junto al Coro Easo, este sábado Chihiro Yamanaka en formato trío volverá a hacerlo, con entrada libre, en el Espacio Frigo a las 22.15 horas y el domingo en dúo en el teatro Victoria Eugenia a las 17.30 horasa.

Además, Ai Kuwabara actuará por partida triple, este viernes en el espacio Frigo, con entrada libre, a las 22.15 horas; el sábado en el Victoria Eugenia, a las 12.30 horas, y el domingo a las 21.30 horas de nuevo en el Espacio Frigo.

Asimismo, Yuki Arimasa actuará el sábado a las 19.45 horas en el Espacio Frigo, con entrada libre; y el domingo a las 21.30 horas en la terraza Heineken del Kursaal, también con entrada libre.

Respecto a la jornada de este pasado jueves, la organización del Jazzaldia ha informado de que se han contabilizado un total de 19.411 espectadores, unos cinco mil de ellos correspondientes a los conciertos de Zahara y Dorian en la playa de la Zurriola, mientras que 1.551 acudieron a la plaza de la Trinidad para ver a Donny MacCaslin Quintet y María Scneider con Ensemble Denada.

Temas

Kursaal