Instantes de 'Dantza' capturados por la mirada del fotógrafo

Dos de las fotografías de la exposición que se inauguró ayer en el museo zarauztarra. / XABIER ARTOLA
Dos de las fotografías de la exposición que se inauguró ayer en el museo zarauztarra. / XABIER ARTOLA

El Photomuseum de Zarautz muestra hasta el 19 de marzo la exposición 'Bailando ante las cámaras', con las fotos que Xabier Artola realizó durante el rodaje

Nerea Azurmendi
NEREA AZURMENDI

'Dantza', el largo y complejo viaje cinematográfico de Telmo Esnal, que sigue fascinando a los espectadores y acumulando semanas en cartelera, tiene estos días un especial protagonismo en Zarautz, su localidad natal. Esnal participará mañana jueves, junto con el folklorista y coreógrafo Juan Antonio Urbeltz, que ha proporcionado la base antropológica de la película, y el escultor Koldobika Jauregi, creador de la atmósfera y la estética de la cinta, en el pase especial con el que se reinaugurará el remozado cine Modelo, que entre otras mejoras ha aumentado considerablemente su aforo.

También Photomuseum se ha sumado a la semana de 'Dantza', con una exposición temporal en la que se exhibe una selección de las fotografías que realizó durante el rodaje Xabier Artola. La muestra, que ha permanecido varias semanas en la Sociedad Fotográfica de San Sebastián, y también ha visitado otras localidades como complemento del estreno de la cinta, captura y congela con la cámara fotográfica momentos concebidos para ser dinámicos, traspasando la belleza del baile a un soporte estático.

Artola, donostiarra afincado en Alkiza, no se dedica profesionalmente a la fotografía, sino que es profesor en la Facultad de Informática de la UPV/EHU y uno de los primeros integrantes del grupo Ixa, un grupo de investigación especializado en el tratamiento automático de la lengua. Tal como reconoce en el escrito que acompaña exposición, tampoco conocía el mundo del cine desde dentro, pero cuando aceptó la invitación y asistió a la primera sesión de rodaje «en cuanto comencé a disparar entre los claroscuros y el polvo que los dantzaris levantaban de la tarima del caserío Igartubeiti, empezó a nacer en mí el proyecto fotográfico» que desde ayer se exhibe en Photomuseum.

Xabier Artola, que es también autor de dos libros de narraciones en euskera, realizó más de 2.000 fotografías, en color y en blanco y negro, recogiendo momentos del rodaje y del 'making of' de la película.