Cormán y Vasallo llevan a Bilbao su primera exposición conjunta

Jesús María Cormán y Diego Vasallo, en la Casa de Victor Hugo de Pasaia. / ARIZMENDI
Jesús María Cormán y Diego Vasallo, en la Casa de Victor Hugo de Pasaia. / ARIZMENDI

Los dos artistas donostiarras debutan como Black Twins con una muestra pictórica en la sala del Colegio de Abogados de Bizkaia

Alberto Moyano
ALBERTO MOYANO SAN SEBASTIÁN.

Después de una dilatada gestación del proyecto, el proyecto impulsado por los pintores donostiarras Jesús María Cormán y Diego Vasallo bajo el nombre de Black Twins arranca mañana en Bilbao (19.30 horas) con una exposición conjunta de sus obras pictóricas de marcado carácter romántico. Black Twins es una iniciativa del pintor, poeta y letrista Jesús María Cormán (Donostia, 1966) y el también pintor y músico Diego Vasallo (Donostia, 1966), adelantada por DV el pasado mes de julio, impulsada por la pasión compartida por la época victoriana y el espíritu romántico. La exposición que se inaugura mañana en Bilbao será la primera de esta experiencia artística que tendrá continuidad en otras localidades vascas y que llegará a la sala Sanz Enea de Zarautz el próximo año.

La sala de exposiciones Eduardo Escribano del Colegio de la Abogacía de Bizkaia acogerá desde mañana y hasta el próximo 12 de julio una selección de óleos, dibujos, papel y telas firmados por los dos artistas donostiarras y unidos más por una afinidad «de actitud frente al arte, la literatura o la música» que por una misma estética. En la presentación de este singular proyecto, Cormán explicaba que la intención a la hora de elegir las obras es adaptarse al espacio expositivo al que otorgan una importancia fundamental en sus planteamientos. «Es importante que los lugares en los que vayamos a exponer sean los suficientemente seductores como para que un proyecto como éste tenga sentido, como es el caso de Sanz Enea de Zarautz, una casa con una cierta historia», señalaba Jesús María Cormán. A la búsqueda de espacios de tamaño medio que encajen con el espíritu romántico de la propuesta, Cormán y Vasallo se proponen en Black Twins «crear un recorrido natura para que se vea una coherencia, una conexión interna que da sentido a que el proyecto exista».

Los dos artistas reivindicaban la contemporaneidad de su propuesta, puesto que «tenemos como eje conceptual el Romanticismo, pero eso no significa que vayamos a pintar al modo de los artistas románticos. Nuestra mirada es absolutamente contemporánea. Son obras abstractas, quizás con alguna referencia a lo figurativo en mi caso, pero de una forma muy discreta. Tenemos nuestra voz contemporánea, pero la mirada puesta en el pasado».

Vasallo admitía sin complejos el carácter «a contracorriente» de la propuesta «porque la gente no suele mirar mucho hacia atrás, más allá de que todos bebamos de fuentes del pasado». En su opinión, «el arte contemporáneo peca de excesivo apego a la actualidad y a la inmediatez, a lo que se está haciendo ahora mismo. En ese aspecto, nosotros no tenemos ningún complejo a la hora de decir que nuestras fuentes están en el pasado o en intentar que resultemos contemporános. A mí personalmente, no me preocupa nada ser un pintor de otra época»,