La compañía Ékoma presenta hoy una comedia negra en Lugaritz

La compañía Ékoma presenta hoy una comedia negra en Lugaritz

Dos personajes, dos perdedores, dos pobres hombres que solo quieren vivir en paz, son los protagonistas de esta obra de tono surrealista

Roberto Herrero
ROBERTO HERREROSAN SEBASTIÁN.

«¿Qué sucede cuando un plan, por azar, o porque las circunstancias cambian de rumbo, o por un impulso tonto, o por el cambio de la luz o por otra cuestión banal, se trastoca?». Con esta pregunta como referencia la compañía vasca Ékoma ha montado la obra 'Tendríamos que haber empezado de otra manera', que hoy se representa en la Casa de Cultura de Lugaritz a las ocho de la tarde.

Interpretada por Aitor Pérez y Javier Liñera, relata la historia de dos amigos que acaban de vengar la muerte del abuelo de uno de ellos, acabando con el hombre que lo mató.

«Es una función en la que ocurren cosas locas», cuenta Javier Liñera, que es también el autor del texto. «Me he inspirado en Alfred Hitchcock, en los hermanos Cohen y en Tarantino, los tres son creadores en cuyas obras suceden cosas que son increíbles».

Al público le va a costar un poco situarse con lo que ve «porque no saben lo que está pasando ya que la información llega poco a poco». Lo que busca Liñera con ello es «que los espectadores estén más activos, que tengan que pensar y que quieran saber en cada momento qué es lo que está pasando». Una vez finalizada la obra, dice que el público sale «habiéndose reído de cosas que les inquietan y ese cruce entre la comicidad y la parte dramática creo que produce un poco de desasosiego. Lo que ven es divertido, pero lo que está pasando ya no lo es tanto».

De los dos personajes dice su autor que son «unos pobres cuitados, unos desventurados que intentan hacer lo que les conviene en una situación extrema, pero nada será tan sencillo como lo han previsto».