Ciudades secretas y milenarias

Vista de Matera. /Reuters
Vista de Matera. / Reuters

Matera y Plovdiv, los dos enclaves habitados más antiguos de Europa, comparten la capitalidad cultural en 2019

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCIMadrid

Matera y Plovdiv son dos de los enclaves habitados más antiguos del mundo. Los valedores y promotores turísticos de ambas ciudades apelan a su milenaria historia para presentarlas como los más preciados «secretos» de Italia y Bulgaria. Separadas por unos 1.200 kilómetros, estas antiquísimas villas estarán unidas en 2019 por la intensidad de su pasado y por un eje cultural. Son las Capitales Europeas de la Cultura de 2019 y ambas han desarrollado programas con cientos de actos para atraer legiones de turistas y resituarse en el mapa. Matera vivió una recuperación milagrosa, todo lo contrario que Plovdiv, lastrada por la desidia y la lucha política que retrasó obras y frenó iniciativas.

'Futuro abierto' es el lema de Matera, que pasó de ser la vergüenza de Italia a mostrarse con orgullo como modelo de conservación. La música será la gran protagonista en la inauguración de la capitalidad el 19 de enero. Más de dos mil músicos de cientos de bandas de la región de Basilicata y de toda Europa atravesarán la ciudad y habrá un almuerzo comunal organizado por los vecinos.

La llamada Jerusalén de Occidente pasa por ser la tercera ciudad más antigua del mundo, después de Alepo (Siria) y Jericó (Cisjordania). Erigida sobre piedra, su centro histórico está literalmente excavado sobre la roca del barranco de Mater y es Patrimonio de la Humanidad desde 1993. Se remonta a la prehistoria y muchas de las casas cueva, los 'sassi', han estado habitadas desde la Edad de Bronce. En cada cueva se hacinaban decenas de personas y animales en nidos de miseria y enfermedades. Se evacuaron y se abordó una restauración integral en los 80.

A unos 400 kilómetros de Roma, es la ciudad más bella de Basilicata, la secreta región al sur de Italia, encajada entre Calabria y Apulia, al margen de la rutas masificadas. Tras el portento de su recuperación cuenta con la mayor cantidad de viviendas de Airbnb por número de habitantes. Su aspecto bíblico invitó a Pasolini a rodar en Matera 'El Evangelio según San Mateo' y a Mel Gibson 'La Pasión de Cristo'. Además de los 'sassi', posee un raro conjunto de iglesias rupestres excavadas en la roca y decoradas con frescos, otro puñado de templos edificados entre los siglos XIII y XIX, entre los que destacan el Duomo -en la Civita, su barrio más antiguo-, la de San Giovanni o la de San Domenico.

Ganó la capitalidad imponiéndose a Cagliari, Lecce, Perugia, Ravena y Siena, y su designación ha revitalizado el interés por una ciudad hoy vivísima y plagada de cafés, heladerías y restaurantes a la que retornan los emigrantes.

«Fuimos capital de la hospitalidad antes que capital de la cultura. Nuestro punto fuerte son los ciudadanos y siempre lo serán. La cultura que Matera quiere compartir es de todos y para todos», ha dicho Paolo Verri, director general de la Fundación Matera-Basilicata. «Queremos que quien venga a a Matera viva toda una experiencia», agrega el exdirector del Salón del Libro de Turín. Así, los «ciudadanos temporales» que viajen a la lejana y montañosa Matera pagarán 19 euros por un pase válido por un año. Para ellos han programado cerca de 300 espectáculos, talleres, exposiciones, encuentros y actividades colectivas que van desde la música a la gastronomía pasando por lecturas públicas.

Civilizaciones

Otros 300 proyectos y casi 500 eventos ha programado Plovdiv, en el centro-sur de Bulgaria. En medio de polémicas, retrasos e incumplimientos, el 12 de enero inaugura un programa con el inclusivo lema 'Somos todos los colores'. El epicentro será el casco viejo de Plovdiv, con una ceremonia que combinará música, luz y danza y en la que se mezclarán público y actores.

Capital de la provincia homónima, Plovdiv es un relevante enclave de la península balcánica y está también habitada desde la edad del bronce. Situada en la Vía Diagonalis, que comunicaba Roma con Constantinopla, 'The Daily Telegraph' declaró a la ciudad búlgara la segunda más antigua del mundo después de Damasco y la más antigua de Europa.

Con una historia de más de ocho milenios, tracios, romanos, o eslavos dejaron su huella en la que es hoy, con 350.000 almas, la segunda ciudad de Bulgaria y un imán para jóvenes emprendedores.

Se espera que dos millones de turistas de todo el mundo transiten por sus calles y disfruten de su rico patrimonio. Cuenta con un anfiteatro romano capaz de acoger a 7.000 personas. Con vistas a las montañas Ródope, cada verano acoge un festival con teatro, ópera y conciertos. Su antiquísima basílica, sus templos judíos, cristianos y musulmanes que se alternan con modernos cafés y tiendas.

Con muchas obras no concluidas a tiempo, se habla de fracaso de los políticos municipales y nacionales que no supieron colaborar. No se ha acabado la restauración de la plaza principal de la ciudad, ni de su sala conciertos o del mítico cine Kosmos, el más grande de la era comunista, una joya modernista con más de novecientas butacas que presenta un estado deplorable. Tampoco se culminó la restauración de la 'Ciudad del Tabaco', antiguo corazón de la industria cigarrera búlgara, que debía convertirse en una colonia de artistas.

La Fundación Plovdiv 2019 nació con cinco representantes de la sociedad civil y cuatro de la política. Los políticos se quedaron solos cuando el ayuntamiento empezó a sabotear los proyectos por los que se logró la capitalidad, como el que ponía el foco minorías étnicas. Fue abandonado cuando la clase política local se negó a financiar visitas a Stolipinovo, el barrio de Plovdiv y el mayor vecindario gitano de los Balcanes.

 

Fotos

Vídeos