Los cines guipuzcoanos bajan el precio de las entradas entre 20 y 80 céntimos

Aitor Alberdi se ahorró ayer 1,80 euros en las cuatro entradas que adquirió./FOTOS ARIZMENDI
Aitor Alberdi se ahorró ayer 1,80 euros en las cuatro entradas que adquirió. / FOTOS ARIZMENDI

Los bolsillos de los aficionados al cine se beneficiarán a partir de este fin de semana del descenso del IVA

JAIONE ALONSOSAN SEBASTIÁN

. Cada cine es un mundo y no hay un precio fijo. Pero, en líneas generales, ver una película será más barato en todas las salas de cine guipuzcoanas a partir de hoy. Por fin, el IVA da un respiro al sector cinematográfico y ya está en marcha el nuevo gravamen, que pasa de un 21% al 10%, después de que anteayer entraran en vigor los Presupuestos Generales del Estado. No hay consenso y es que cada empresa de exhibición puede establecer el precio de la entrada que considere oportuno. Aún así, todas las salas de Gipuzkoa rebajan la tarifa de los tickets en una horquilla entre 20 y 80 céntimos.

La empresa donostiarra SADE, gestora de los cines Príncipe, Antiguo Berri y Trueba, comienza hoy mismo la aplicación de esta bajada del IVA con una reducción en la tarifa máxima de las entradas. El viernes, sábado y domingo, el precio pasará de 7,80 a 7,60 euros. El resto de la semana, se mantienen las mismas tarifas: el miércoles, día del espectador, costará 4 euros, y el lunes, martes y jueves, 6,20 euros.

Tarifa de fin de semana

Salas
1
Cines Sade. Donostia 7,60
2
Cinesa Urbil. Usurbil 7,80
3
Cine Mendibil. Irun 7,40
4
Cine Niessen. Errenteria 7,70
5
Teatro Coliseo. Eibar 5,50

«En 2012 no subimos el precio por lo que la bajada del IVA tendría que repercutir en la empresa» Alfonso Benegas | Presidente de EZAE

«La bajada supone un beneficio para la empresa y el espectador, habrá más gente en las salas» Javier González | Gerente del cine Mendibil

Bajada razonable

El responsable de la unidad de cine de SADE, Iñaki Elorza, justifica esta pequeña bajada porque «en 2012 decidimos mantener el precio de las entradas y asumir el coste para no repercutir la subida en el consumidor». «No nos sentimos en la obligación de bajar el precio ahora porque en su día soportamos el 100% del IVA pero aun así hemos querido aplicar una bajada razonable teniendo en cuenta que hemos sufrido un IVA exagerado durante casi seis años», explica Elorza, quien añade que este reajuste del IVA significa «darnos la vida».

Por su parte, Cinesa Urbil, en el centro comercial del mismo nombre, estrenó ayer nueva tabla de precios. Ver la película 'Ant Man y la avispa' costaba ayer, día del espectador, 6,20 euros, es decir, 60 céntimos menos. Los cines Urbil recortan el precio de la tarifa máxima (viernes, sábado y domingo) 80 céntimos, pasando de 8,40 a 7,80 euros. Los días laborales, el lunes y el miércoles, las entradas costarán 70 céntimos menos ya que su precio se reduce de 8 a 7,30 euros.

Los cines de Urbil remiten a su propia cadena Cinesa para conocer cómo afrontaron en 2012 la subida del IVA del 8% al 21%, aunque se resisten a ampliar la información. En el comunicado solo expresan que aplicarán un «descuento proporcional», al tiempo que expresan su satisfacción por la rebaja de un impuesto «que gravaba de forma excesiva a los amantes del cine que acuden a las salas de exhibición»

Por su parte, el gerente del cine Mendibil, de Irun, Javier González, se muestra «entusiasmado» con la bajada del IVA porque «supone un beneficio para todos, tanto para las salas como para los espectadores. Sin duda, va a repercutir en que veremos más gente en las salas». Ver la película 'Sicario: el día del soldado' durante el fin de semana en Irun costará 70 céntimos menos. La tarifa festiva pasa de 8,10 a 7,40 euros. El martes y el jueves también se reducirá la entrada en 70 céntimos (de 7,50 a 6,80 euros), mientras que se mantienen intactos los precios del día del espectador y la promoción de los 'miércoles al cine': 6,10 y 4,90 euros, respectivamente.

Quien aún no ha modificado el precio en las entradas son los cines Niessen, de Errenteria. Su gerente, Sandra Martínez, aclara que a partir del viernes que viene «alguna tarifa la modificaremos a la baja, sobre todo, la que aglutinan a la mayor parte de nuestros espectadores». «Hay que tener en cuenta que desde 2012 hasta 2018, hemos bajado un 15% el ticket medio», añade Sandra. Los precios de este cine ya son de por sí económicos gracias a la tarjeta de fidelidad: 6,30 euros los lunes, martes y jueves (5,10 euros con la tarjeta); 4,30 euros, el miércoles, día del espectador; y 7,70 euros, el viernes, sábado y domingo (6,10 euros con la tarjeta).

Repercusión

Por otro lado, el presidente de la Asociación de Salas de Cine de Euskadi (EZAE), Alfonso Benegas, señala que es un «error» que la bajada del IVA «se esté enfocando a la entrada, teniendo en cuenta que la mayoría de nuestras empresas de cine asumimos en 2012 el IVA y no tocamos el precio de las entradas. Con el cambio del 8% al 21%, algunas grandes cadenas subieron un euro y pico las entradas, pero la mayoría no. Y viene FACUA y me dice que hay que bajar una media de 0,66 céntimos y yo le explico que si yo no he subido en su día por qué tengo que bajar ahora. Entiendo que el que subió los precios, los baje ahora», reivindica.

El máximo responsable de EZAE asegura que «el IVA debería repercutir en beneficio de la empresa para que no se cierren más cines y funcionen mejor. ¿El cine ha subido? No». Aun así, prevé pequeñas bajadas en el precio de las entradas de los cines que engloban la asociación que preside, a los que no se les ha trasladado ninguna directriz de lo que tienen que hacer. «Es decisión de cada uno la bajada del precio, si creen que lo tienen que hacer y la cantidad». Benegas reconoce que la bajada del IVA va a dar un «empujón» a la industria cinematográfica, castigada por un gravamen excesivo en los últimos seis años.

El precio medio de una entrada de cine en Gipuzkoa está en torno a los seis euros, según Benegas. «Cuando hablamos del precio de la entrada, la gente tiene que saber que ese dinero no es íntegro para la sala del cine. Más del 50% de los seis euros es para la distribuidora de la película, sólo el 15% se lo queda la sala del cine, el resto es para pagar los empleados, los alquileres, la luz... Ganar un euro y medio por entrada no es ninguna bicoca», aclara el presidente de EZEA.

Más

 

Fotos

Vídeos