Terraza para proyecciones y espacio para oficinas del sector

R. A. SAN SEBASTIÁN.

Quieren ir poco a poco pero las posibilidades son muchas. Aparte de la zona de platós, el edificio está dotado de un tercer nivel de 2.000 metros cuadrados, aún sin compartimentar, que se destinarán a oficinas en función de las necesidades de las empresas del sector audiovisual que puedan tener interés en instalarse allí.

Además está la zona destinada a un bar restaurante que tiene hechas las tomas básicas, aunque no el equipamiento para su puesta en funcionamiento. Pero está previsto desarrollar los 600 metros cuadrados destinados a servicios de hostelería «para que la gente que está trabajando pueda comer y dormir aquí».

Anexa a la zona de oficinas y hostelería hay una gran terraza que linda con una de las paredes de los platós, que podría convertirse en una enorme pantalla de proyección de cine al aire libre, o para otro tipo de eventos relacionados con el audiovisual, como conciertos y festivales. De momento se están arreglando algunos problemas en el suelo de un edificio que «tiene un mantenimiento constante, no ha estado abandonado en ningún momento».

El proyecto original de Zinealdea incluía dos parcelas más, también propiedad de Zineazpiegiturak, que iban a albergar un hotel y otros proyectos. Ese aspecto está descartado, y en la parcela C ya se están construyendo naves para otros usos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos