Los restos del pasado

Ricardo Aldarondo
RICARDO ALDARONDO

Debería haber ganado el Oso de Oro de Berlín, porque es la única película a competición que realmente conmocionó la pasada edición, aunque el actor y la actriz protagonistas, Wang Jingchun y Mei Yong, se llevaron sendos Osos de Plata de interpretación. En el Premio del Público del pasado Festival de San Sebastián obtuvo muy buena puntuación y eso que no es una película de impacto rápido. Pero cala hondo, y hace sencillo y permeable y emocionante lo que es difícil de explicar: las vivencias intimas y familiares y, de fondo, las de todo una país, a lo largo del tiempo.

Al final de las tres horas de 'Hasta siempre, hijo mío' queda la sensación de plenitud de un gran relato expuesto de una manera compleja y sencilla a la vez. A partir de la pérdida del chaval que se ahoga cuando estaba en compañía de otro amigo, se despliegan las consecuencias en la vida de sus padres, no solo como duelo, sino en muchas más direcciones que alcanzan la propia superación, la relación de amistad con otro matrimonio (los padres del amigo) entre otras relaciones, y las imposiciones de un país en el que en las décadas que abarca el filme, a partir de los años 80, no se permitía tener más que un hijo por familia.

Todos esos estratos se despliegan ante el espectador mezclando los tiempos, atendiendo solo a las necesidades del relato. Puede parecer exigente con el espectador, pero el modo en que van fluyendo los acontecimientos de esas vidas en un guion magníficamente armado resulta magnético. Se va destilando la melancolía por el infortunio, pero también por el modo en que una sociedad puede determinar las vidas personales y únicas de los individuos, y cómo con los años se van deshaciendo tantas cosas mientras se intenta reconocer los restos del pasado. Otras perduran. Emocionante sin artificios, afable y serena aun en la tragedia, tan compleja y tan normal como cualquier vida, reconocible en muchos sentimientos a pesar de la distancia cultural y social, 'Hasta siempre hijo mío' es una de las películas ineludibles del año.

Hasta siempre hijo mío

Valoración
4/5
Dirección
Wang Xiaoshuai
Intérpreters
Mei Yong, Liya Ai, Wang Jingchun, Du Jiang, Zhao-Yan.
Guión
Mei Ah y Wang Xiaoshuai
Fotografía
Kim Hyun-seok
Música
Dong Yingda.
Nacionalidad
China, 2019
Título original
Di jiu tian chang
Duración
175 minutos
Cines
Trueba (V.O.S.).