La Escuela de Cine Elías Querejeta inicia su andadura

Imagen del acto de este miércoles. /Lobo Altuna
Imagen del acto de este miércoles. / Lobo Altuna

45 alumnos de 18 nacionalidades se formarán en las especialidades de Creación, Archivo y Comisariado

Itziar Altuna
ITZIAR ALTUNA

Nerviosos, pero sobre todo ilusionados, los 45 alumnos de la Escuela de Cine Elías Querejeta han acudido este miércoles a su primer día de clase. Ha sido una jornada dedicada a las presentaciones y a conocer el funcionamiento del centro, pero los estudiantes coincidían en alabar la originalidad del programa formativo del centro. «En México casi todos los estudios relacionados con el cine están enfocados a la dirección, por eso vengo aquí a cursar la especialidad de Comisariado», explica Alfredo Ruiz. Este joven mejicano conoció el proyecto de la escuela de cine durante su estancia el año pasado en el Zinemaldia. «Participé en el encuentro de escuelas de cine y me volví con toda la información a casa. Lo he pensado durante un año y al final me presenté y me admitieron».

Licenciado en Comunicación Audiovisual, impartió un curso de dirección en la escuela de cine que dirigen en México los cineastas Carlos Reygadas y Amat Escalante, pero ahora dará «un cambio» a su formación, «para explorar todas las posibilidades que ofrece el mundo del cine», entre ellos la programación en festivales y otros espacios menos habituales. Sus expectativas son «muy altas», reconoce, porque «de la unión de un festival de cine como el de San Sebastián, una filmoteca y un centro cultural seguro que sale algo interesante». Admite que no le asusta formar parte de la primera promoción de esta escuela de cine, «me gustan los proyectos que están empezando». De momento se muestra encantado en esta nueva etapa de su vida. «He alquilado un piso en Andoain y me gusta la forma de vida de aquí. Nada que ver con México D.C., una ciudad caótica», admite entre risas.

«En México todos los estudios sobre cine van enfocados a la dirección»

«En México todos los estudios sobre cine van enfocados a la dirección» alfredo ruiz (estudiante, méxico)

Alfredo es uno de los 18 estudiantes extranjeros matriculados. El resto, 10 proceden de Euskadi -9 de Gipuzkoa- y 17 de otras comunidades autónomas. Todos ellos sehan conocido este miércoles por la mañana. A las diez en punto ya estaban todos en Tabakalera, donde han disfrutado de la proyección 'Zéro de conduite', un título clásico del cine francés de las década de los 30, dirigido por Jean Vigo, ambientado en un internado. Después ha llegado el turno de las presentaciones, primero del equipo de la escuela y posteriormente de los propios alumnos.

Tras un receso para el café, el diputado de Cultura, Denis Itxaso, y los directores de las entidades asociadas a la escuela -Tabakalera, Filmoteca Vasca y Zinemaldia-, han dado la bienvenida oficial a los alumnos en un encuentro que han mantenido en la sala Z, y les han animado a participar y a aportar su mirada en el funcionamiento de estas entidades. Ya por la tarde, los estudiantes se han acercado a las propias instalaciones de la escuela -ubicada en la planta 0 del edificio de Tabakalera-, donde han recogido todo el material y el calendario para los próximos meses. La primera jornada ha concluido con una visita a las instalaciones de la escuela y una sesión de fotos.

«Las escuelas de cine en Reino Unido son caras y puro negocio»

«Las escuelas de cine en Reino Unido son caras y puro negocio» florrie james (estudiante, glasglow)

Una de las alumnas que formará parte de esta primera promoción de la escuela es la escocesa Florrie James, que llega atraída por la «filosofía» del programa del centro. «Las escuelas de cine en Reino Unido son caras y puro negocio», sostiene. Natural de Glasgow, a sus 31 años se ha movido en el mundo de las artes plásticas. En estos cinco últimos años ha dirigido algunas películas, «sobre todo hago cine experimental, me centro más en el punto de vista del artista».

Ahora, con la idea de conocer mejor cómo funciona el mundo del cine, cursará la especialidad de Creación. «Creo que es bueno que aquí no se piense tanto en el cine industrial, lo que me atrajo de este proyecto es que no se mata la expresión, la técnica no está por encima de la expresión». Florrie llegó el lunes por la noche a San Sebastián, una ciudad que no conocía pero de la que le habían hablado «muy bien». De momento, se aloja en casa de unos amigos, a la espera de encontrar algún otro alojamiento. «La matrícula de la escuela no es cara -ronda los 3.500 euros- pero me he dado cuenta que la vida aquí sí lo es», admite.

Diferentes imágenes del acto de hoy con representación institucional y del futuro alumnado. / Lobo Altuna

En el caso de Nerea Ganzarain, pensó que no podía perder esta «oportunidad» que se le brindaba para conocer el archivo fílmico de la Filmoteca Vasca y experimentar en él. Licenciada en Comunicación Audiovisual, ha trabajado tanto en radio, televisión y cine, y «ahora voy a parar durante un año para hincarle el diente al archivo. Soy documentalista, siempre he hurgado en archivos y esta es una oportunidad de oro para seguir investigando en ellos». Esta donostiarra es consciente de la «aventura» que emprenden todo los alumnos. «Era una apuesta arriesgada, pero a la vez una oportunidad única. Me parece que el programa académico es coherente con la industria del cine, y creo que será vanguardia en el panorama educativo del País Vasco».

«Es una oportunidad de oro para seguir investigando en el archivo de la Filmoteca»

«Es una oportunidad de oro para seguir investigando en el archivo de la Filmoteca» nerea ganzarain (estudiante, donostia)

Las entrañas del festival

La figura del director de la escuela, Carlos Muguiro, fue «esencial» para que el granadino Antonio Miguel Arenas decidiera inscribirse en Elías Querejeta Zine Eskola. «Seguía su trabajo y poder participar en un proyecto suyo me parecía una oportunidad increíble para seguir creciendo y desarrolarme como cineasta en todos los niveles. Tengo una confianza ciega en el proyecto». Hasta la fecha, Antonio ha trabajado como crítico de cine y ha realizado la cobertura de numerosos festivales. Ahora cursará la especialidad de Comisariado. «No es fácil encontrar un programa académico como este, centrado en el comisariado, me parecía algo único y aquí estoy».

Sobre la escuela, sostiene que «es un proyecto innovador y diferente, que entiende el cine de una manera multidisciplinar, pensando en todas sus ramas al mismo tiempo, algo que comparto. Pienso que uno es cineasta en tanto que es crítico, programador y director». Antonio va más allá y asegura que «al margen de lo académico, la escuela pone en relación a 45 personas de diferentes ramas en un mismo espacio, lo que supone una oportunidad única de trabajar diferentes ideas y enriquecerte a otros niveles».

«Es un proyecto innovador. Entiende el cine de una forma multidisciplinar»

«Es un proyecto innovador. Entiende el cine de una forma multidisciplinar» antonio miguel arenas (estudiante, granada)

Aunque Antonio ya ha acudido en más de una ocasión al Festival de cine en calidad de periodista, este año vivirá el certamen desde el interior. Los organizadores del Zinemaldia han preparado un programa específico para los alumnos de la escuela de cine a partir de este viernes, día que arranca el certamen. Además de asistir a las proyecciones, los estudiantes podrán participar en distintas master class, conferencias y mesas redondas, y conocerán el funcionamiento del departamento de comunicación. Será al término del festival, el 1 de octubre, cuando empiecen las clases en la escuela.

«Vosotros vais a cambiar el Festival de cine»

Los representantes de las instituciones que han impulsado la Escuela de Cine Elías Querejeta quisieron compartir con los alumnos su alegría por el inicio del curso. En el encuentro organizado ayer al mediodía en la sala Z de Tabakalera, el diputado de Cultura, Denis Itxaso, aseguró que tras visitar muchos centros y experiencias diferentes, «hemos dado» con una fórmula «distinta», a la que ha augurado «buenos resultados». El director del Zinemaldia, José Luis Rebordinos, por su parte, mostró su convencimiento de que los alumnos de la escuela «cambiarán» el festival con sus ideas y propuestas y la directora de Tabakalera, Edurne Ormazabal, les invitó a participar en el conjunto de la oferta cultural del centro y a «compartir saberes» con el resto de programas que alberga el edificio. Aunque el curso arrancó ayer, la inauguración oficial tendrá lugar el sábado, con la presencia del ministro de Cultura.

 

Fotos

Vídeos