Un pasaje hacia el cine menos comercial

Un pasaje hacia el cine menos comercial

La iniciativa para promocionar el cine vasco y europeo bonifica con 2 euros el precio de las entradas. Un total de 92.000 espectadores se han beneficiado en Euskadi de esta campaña desde 2015

Patricia Rodríguez
PATRICIA RODRÍGUEZ

El «gran avasallamiento» de los blockbuster americanos fue la razón por la que, hace cinco años, la Asociación de Salas de Cine de Euskadi EZAE y Zineuskadi unieron fuerzas con una doble intención: proteger al cine vasco y europeo e incentivar su consumo. Para ello se creó en 2015 la iniciativa 'Pasajeros al cine' en Euskadi, con la colaboración de la plataforma del sector audiovisual Zineuskadi y 19 cines de Gipuzkoa, Bizkaia y Álava. El apoyo económico del Gobierno Vasco -50.000 euros por campaña- ha permitido ofrecer a los espectadores 25.000 entradas con una bonificación de dos euros en el precio ordinario para películas seleccionadas.

La campaña es ya una iniciativa conocida entre los cinéfilos vascos y las imágenes de colas alrededor de las taquillas se han convertido en clásicas los días de estreno. Iñaki Elorza, director de la Unidad de Cine de EZAE, comenta que «ha resultado un éxito y en todas las ediciones se han agotado las entradas. De hecho ya hay gente que directamente va a la taquilla y pide una entrada para la de 'Pasajeros al cine' o pregunta cuál va a ser la próxima película que vamos a incluir en la campaña». Hasta la fecha, han pasado por 'Pasajeros al cine' un total de 53 películas, de las que 13 han sido de producción vasca y 11, en euskera. Elorza explica cómo ha ido cambiando la filosofía de la campaña desde su puesta en marcha. «Al principio, cada semana se incorporaba una película, fuera de producción europea o vasca, y la campaña duraba lo que durase el dinero. Había ediciones en las que a los dos meses se terminaba la financiación». El año pasado se cambió la forma de funcionar y la iniciativa se relanzó con una importante novedad: se centró exclusivamente en el apoyo a las películas de producción vasca. «Entendimos que hay cintas españolas o europeas que no necesitan esa ayuda económica porque ya vienen con mucha publicidad y funcionan solas», argumenta Elorza. Las siete cintas incluidas en esta cuarta edición llegaron a la gran pantalla entre el último trimestre de 2018 y la primera mitad de 2019.

La primera película con descuento fue 'Oreina', filme dirigido por el cineasta donostiarra Koldo Almandoz que ha participado en la sección Nuevos Directores del Zinemaldia y se ha llevado el Premio Irizar al Cine Vasco. Después de 'Oreina' llegó el turno de 'Un día más con vida', película de animación que participó en el último Festival de Cannes y que ha logrado el Premio del Público en el Festival de Cine de San Sebastián. Un poco después, a principios de noviembre, llegó a la gran pantalla la última obra de Julio Médem, 'El árbol de la sangre' y 'Dantza', ganadora de la primera edición de los premios Glocal in Progress. En abril de 2019 vio la luz 'El hijo del acordeonista', dirigida por Fernando Bernués y la lista se completó con dos grandes estrenos que llegaron en primavera y verano: 'Vitoria, 3 de marzo' y 'Elcano, la primera vuelta al mundo'.

Elorza explica cómo elaboran el calendario de 'Pasajeros al cine'. «En septiembre u octubre, pedimos a todas las productoras vascas que nos manden un listado de las películas que se van a estrenar el próximo año en la temporada del cine -desde octubre hasta septiembre- y siempre intentamos incluirlas todas».

«Salud inmejorable»

El cine vasco en estos momentos goza de una salud «espectacular e inmejorable». Elorza repasa cómo ha crecido la producción audiovisual vasca desde hace unos años atrás hasta ahora con 'Loreak', 'Amama', 'Lasa y Zabala', 'Handia', 'Oreina'… «ha pegado un subidón. Contamos con dos producciones super potentes para después del Festival de Cine, 'Agur Etxebeste' -de Telmo Esnal y Asier Altuna- y 'La trinchera infinita', -de Aitor Agirre, Jon Garaño y Jose Mari Goenaga- y siguen llegando proyectos cada vez más ambiciosos, con presupuestos más altos y distribuidoras más potentes y eso al final facilita que puedan llegar tanto al mercado español como al extranjero. No tardaremos mucho en ver una película vasca en el Festival de Venecia o en Cannes peleando de igual a igual con otras producciones europeas de primer nivel». La multipremiada 'Psiconautas', de Alberto Vázquez y Pedro Rivero, o 'Sipo Phantasma', de Koldo Almandoz son solo dos ejemplos de producciones que están difundiendo la marca del cine vasco en importantes festivales de todo el mundo.

«El salto de calidad que ha dado el cine vasco en los últimos ocho años ha sido espectacular. 'Handia' ya fue un fenómeno y le han seguido este año cintas como 'Oreina' o 'Elcano', una película muy ambiciosa, en euskera y con un presupuesto muy alto», destaca. Existe, por tanto, una industria asentada en Euskadi y detrás del éxito de 'Handia' hay una verdadera red de creación. «Sí que hay ahora un cierto debate entre nosotros mismos si películas como 'Agur Etxebeste' o 'La Trinchera…' necesitan este empujón, pero es injusto que no entren en la campaña y no se les favorezca», puntualiza.

Además de impulsar la creación cultural vasca, esta iniciativa también pretende promover la asistencia del público a las salas de cine, «el mejor escenario para disfrutar de una película», comenta este «gran amante» de la gran pantalla. Sin embargo, el director de la Unidad de Cine de EZAE dibuja un escenario «convulso», en el que aparte de competir directamente con el resto de cines, «ahora se nos suma otra competencia: el tiempo de ocio, que se multiplica con el fenómeno Netflix y los VODs (vídeo bajo demanda). La gente a la que le gusta mucho el cine o lo audiovisual tiene en casa todas las facilidades del mundo para ver las series, las películas y los vídeos que quiera. Los cines estamos intentando adaptarnos a ese cambio, que no sabemos hasta dónde nos puede afectar». Sin embargo, a pesar de la incertidumbre, Elorza cree que el «acto social» de ir a ver una película con amigos, para luego comentarla no se va a perder. Además, añade que «a alguien que le guste 'Vengadores' no lo va a ver en su tablet, va a ir al cine».

Adaptación

Aunque la campaña de 'Pasajeros al cine' ha conseguido agotar las entradas bonificadas en cada edición y atraer a un mayor público, la afluencia en las salas no es siempre la esperada. «Es nuestra lucha: que la gente acuda al cine. Siempre intentamos meter contenidos para todo tipo de público y sobre todo joven, que es el más difícil de atraer. Pero los jóvenes tienen la particularidad de que son grandísimos consumidores de todo el tema audiovisual, videojuegos, series, vídeos de Youtube... y también de cine. Si ves los rankings de las películas más vistas, están siempre las de Disney, Marvel, etc. cuyo público son chavales entre los 15 y los 25 años. Es cierto que tienen mucho ocio en su entorno, pero cuando hay evento importante son los primeros que van al estreno», destaca.

En los últimos años, el sector ha invertido grandes cantidades de dinero en la reconversión de las salas de cine, en adaptarse a las nuevas tecnologías e implantar nuevos formatos para mejorar la experiencia cinematográfica de los espectadores y hacer que la visita a un cine para ver una película en pantalla grande se convierta en una experiencia única. Hay algunas salas de cine que están incorporando butacas que se mueven sincronizadas con la acción de la película, asientos reclinables de lujo y salas donde se puede comer pizzas y hamburguesas. «Cada compañía está experimentando, porque aún no hay mucha certeza de cuál es el camino correcto», reconoce.

CINES PARTICIPANTES

17 cines y 62 salas en Gipuzkoa, Bizkaia y Álava
se han sumado a la campaña. Participan tres cines donostiarras pertenecientes a la empresa SADE: Príncipe, Antiguo Berri y Trueba; los cines de la empresa Areto: Gran Cinema Zugaza de Durango, Teatro Coliseo de Eibar, Getxo Zinemak y Zornotza Aretoa de Amorebieta; Golem Alhóndiga y los Multicines de Bilbao, Laudio Top Zinema de Llodio, Usurbe Antzokia de Beasain, Cines Niessen de Errenteria y los cines de la empresa Hirutek: Bastero kulturgunea de Andoain, Zelai Arizti aretoa de Zumarraga, Gurea aretoa de Villabona, Oñatiko zinea y el cine Areria de Lazkao.