Jonás Trueba monta un botellón de cine con sus cuatro nuevas películas en Tabakalera

Jonás Trueba./J. M. LÓPEZ
Jonás Trueba. / J. M. LÓPEZ

'¿Quién lo impide?' propone el sábado a lo largo de todo el día una «experiencia inmersiva» alrededor de testimonios de jóvenes

RICARDO ALDARONDOSAN SEBASTIÁN.

Es un proyecto tan especial que no tiene nombre que lo defina. Pero lo que básicamente propone el director Jonás Trueba y que se celebra mañana en Tabakalera entre las 11.00 y las 20:00 horas es ver las cuatro nuevas películas que ha realizado a lo largo de varios meses en encuentros y conversaciones con adolescentes y jóvenes. Además, a lo largo de la jornada habrá encuentros con algunos de los participantes y, a las 20.00 horas, un concierto de Rafael Berrio, autor de la canción que ha inspirado el nombre del proyecto, '¿Quién lo impide?', y que ya formó parte de la banda sonora de su anterior filme, 'La reconquista'. Después de su debut en la Cineteca de Madrid, San Sebastián acoge la segunda oportunidad de participar en esta experiencia.

Preguntamos a Jonás, ¿es algo así como un botellón de cine? «Me gusta esa idea, quizás tiene algo de eso y a los chavales les gustaría», considera Jonás Trueba. «Siempre pienso las películas como una cena entre amigos en las que charlas sobre un montón de cosas y es algo que he aplicado a algunas de mis películas anteriores. Y teniendo en cuenta que aquí los protagonistas son chavales, pues igual sí, más que una cena sería un botellón».

La cita

Lugar
Tabakalera.
Fecha
Mañana, sábado.
Precios
3,5 euros.

Aunque no hay que confundirse: el sistema de proyección de las cuatro películas es tradicional, con cinco sesiones de cada una de ellas a lo largo del día, y no se permite la entrada a las salas una vez que comienza la proyección. «Hacemos una apuesta por un sistema de proyección clásico», advierte Jonás Trueba, «no es ese tipo de dispositivos museísticos en los que la gente entra y sale cuando quiere y no ve las películas enteras. Te puedes salir, claro, como en cualquier cine, pero la cosa consiste en sentarte a ver cuatro películas en un día, me gusta esa concentración que pide el cine. Y si no quieres ver las cuatro, ves una o dos, no pasa nada, porque son independientes aunque están relacionadas».

'Sólo somos', 'Principiantes', 'Si vamos 28, volvemos 28' y 'Tú también lo has vivido' son las cuatro películas que ha realizado Jonás Trueba y que se proyectan en cuatro salas de Tabakalera: los dos cines habituales, más la sala Z y una 'pantalla experimental' adaptada para la ocasión. «Cada película apela a cosas diferentes pero forman un conjunto, y el hecho de ir viendo una detrás de otra, no me importa en qué orden, yo creo que va creando una sensación en el espectador. Algunos chavales aparecen en diferentes piezas y está pensado así para que unas películas vayan enriqueciendo a otras».

Proyecto en marcha

El formato ha ido surgiendo a medida de las necesidades del material filmado. «Al principio no tenía claro que iban a ser cuatro películas», explica Trueba. «Estuve trabajando dos años con los chavales en ratos espaciados, fuimos filmando y cuando empecé a trabajar el montaje me parecía que por la propia naturaleza del proyecto era bueno no presentarlo como una película estándar, sino ir mostrando y compartiendo lo que íbamos haciendo».

La idea inicial está «muy ligada al cine desde sus orígenes, que es generar un puro registro, cada vez creo más en un cine que da testimonio de las cosas», añade el autor de películas como 'Los exiliados románticos' y 'La reconquista'. Y me parece que había un déficit respecto a los jóvenes a nuestro país, que normalmente quedan reducidos a la representación de un cliché que vemos en las series, la televisón o las películas. Quería hacer un acercamiento cinematográfico lo más profundo y detallado posible, ligándome yo a esa idea de cine directo o inmersivo. Estar con ellos, ganarme una confianza de manera que me permitieran ser uno más con mi cámara».

«Los jóvenes suelen quedar reducidos a la representación de un cliché»

Aunque los protagonistas son adolescentes, lo que muestran las películas no está dirigido solo a ellos. «Es cine sobre tú y yo, sobre todos nosotros. Los jóvenes nos hablan de nosotros mismos de una manera más pura y menos pasada por el filtro de la adultez. Hablan de la vida, de política, del amor, de las relaciones, de la amistad, de lo colectivo. De cosas que no solo pertenecen a los jóvenes, sino a todos. Lo que pasa es que según vamos creciendo se nos van olvidando, o nos da vergüenza hablar de ciertas cosas que ellos afrontan con más sinceridad, y eso es muy valioso para los adultos».

 

Fotos

Vídeos