«No me importan las molestias, estoy muy contento de que Woody Allen ruede en San Sebastián»