Yes sir, feliz navidad!

Begoña del Teso
BEGOÑA DEL TESO

Ganaron los que ganaron. Y todos tan felices. Porque el pertinaz, contumaz y prodigioso jurado formado por Piluca Baquero (sí, produjo 'Killer Barbies'), Mafalda González- Alegre (milenial polivalente) y Lucio A. Rojas, guerrillero ultra independiente, premió lo que todos los demás, 'Baghead'. Felices, los Blogos de Oro hicieron lo que Valladolid no osó/no supo/no quiso o no le dieron las neuronas para hacer, coronar la incontestable 'Border' que sí galardonó el incandescente Cannes.

Ganaron. Y nosotros, felices. ¿Con qué cara nos hubiéramos mirado los unos a los otros en el próximo Bang Bang si no le hubiéramos otorgado una puntuación de 8,59 a ese pedazo de metacine zómbico a la japonesa que es 'One Cut of the Dead'?

Ganaron los que ganaron, sí. E incluso los que siempre ganan puesto que el omnipotente, omnisciente y multidisciplinar Jon Ruiz acompañado de su banda de habituales maleantes se alzó con el triunfo de la batalla sin cuartel de los fanzines con su 'La valla' que incluye un recortable para que te moldees tu propia criatura de Frankenstein. En segundo lugar quedó Henriketa Abaltzisketa, un nombre bien proyectado hacia el futuro.

Ganaron los que ganaron pero la noche anterior sucedieron sucesos inenarrables en la Sala Club del Victoria Eugenia. Mikel Pagadi, ataviado con una rebequita talla Currito de la Cruz, Angel Aldarondo, engalanado cual noble y toisonado vampiro de cuidada barba entrecana y Maite Bidarte, rubia estilo El Rey de las Fiestas (gama alta) se entretuvieron (re)contándonos en voz alta una coloreada (a mano, pie u ordenata del siglo pasado) y chisporroteante copia de 'Plan 9 from Outer Space', obra cumbre y magna de Ed Wood a quien, por cierto y tal como nos chivó (y filmó) Tim Burton, también le gustaba ponerse una rebequita de ciento en viento. Aunque a él le iban más los modelos rosa y de angora.

La sesión comentada por los Zinemapelmak tuvo momentos de pura psicodelia como la repetición por su parte del 'Yes Sir' pronunciado por el oficial que cree en los ovnis cada vez que su superior le insinuaba una orden. Terminaron felicitándonos la Navidad. Pues hasta entonces.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos