Cuatro mujeres, cuatro actrices; son 'Piel de lava'

Nada sería igual en 'La flor' sin ellas. Sin ellas cuatro, Elisa Carricajo, Valeria Correa, Pilar Gamboa y Laura Paredes. «Nombres gravitantes de las pantallas y los escenarios locales» las llaman los cotidianos argentinos. Hace diez años que formaron el colectivo actoral y escénico 'Piel de lava'

Suelen decir en las entrevistas cosas como «Estamos un poco obligadas a trabajar como lo hacemos, de manera completamente independiente, en función del caos en el que solemos movernos». Se consideran una pareja de cuatro abierta, muy abierta y excepcionalmente estable. Capaces de resistir el choque de trenas que debió suponer el encuentro (según ellas ,' inocente' «en el sentido de 'sin especulación») con otro conglomerado de enloquecidos creadores, El Pampero Cine, autodefinido como «grupo de personas dispuestas a experimentar y a renovar los procedimientos y las prácticas del cine hecho en la Argentina». Formado por Mariano Llinás, Laura Citarella, Agustín Mendilaharzu y Alejo Moguillansky, son primos hermanos de otra agrupación, Mundo grúa, la de Pablo Trapero, autor de 'El clan'. Son responsables de títulos salvajes: 'Balnearios', 'Historias extraordinarias' o 'La flor'.

No, la película de 840 minutos no sería lo mismo, en realidad no habría sido posible, sin ellas cuatro. Capaces de empuñar armas, inyectarse toxinas de escorpión por conseguir la eterna juventud, jugar a espías y contraespías, liderar proyectos espaciales y revoluciones, hablar indistintamente castellano, lunfardo, inglés, francés, italiano, sueco, cantar boleros de rabia, desamor y emancipación y defender por medio mundo los 50.400 segundos de la película. Las cuatro fueron coronadas en el pasado Bafici, el festival de Buenos Aires.

 

Fotos

Vídeos