Borja Cobeaga y Diego San José: «Nos tranquiliza que 'Superlópez' funcione muy bien sin ser vasco»

Los guipuzcoanos Borja Cobeaga y Diego San José están escribiendo las comedias más taquilleras del cine español./LOBO ALTUNA
Los guipuzcoanos Borja Cobeaga y Diego San José están escribiendo las comedias más taquilleras del cine español. / LOBO ALTUNA

Los creadores de 'Ocho apellidos vascos' han vuelto a trabajar juntos para llevar al cine el personaje de tebeo

Ricardo Aldarondo
RICARDO ALDARONDOSAN SEBASTIÁN.

Borja Cobeaga (San Sebastián, 1977) y Diego San José (Irun, 1978) reconocen que el proyecto se ha escorado hacia un público familiar, pero exhiben con orgullo su incursión en el cine de superhéroes, con base en el costumbrismo, para el reto de llevar al cine uno de los personajes más queridos de los tebeos desde los años 70, 'Superlópez', creado por Jan para imaginar un Superman que cayera en España.

- ¿Su guion fue un encargo?

- Diego San José: Sí, pero ha sido un proceso un poco largo y especial. Hace ya cinco o seis años que hubo un primer impulso del director Javier Ruiz Caldera, el productor Paco Ramos y Tele 5 para hacer la película. Y luego llegamos nosotros. El guion lo firmamos antes de 'Ocho apellidos vascos'.

- ¿O sea que no ha sido consecuencia del éxito de esa película?

- Borja Cobeaga: No, y además la escritura del guion de 'Superlópez' se vio luego interrumpida cuando tuvimos que hacer el de 'Ocho apellidos catalanes'. Es una película con muchos condicionamientos técnicos, en la posproducción y los efectos especiales, y eso ya hacía el proceso más largo de lo habitual. Pero también el guion ha tenido un proceso largo, porque empezamos a escribirlo justo antes del estreno de 'Ocho apellidos vascos'

«Aquí a una madre le preocupa más si su hijo está muy delgado que una invasión interestelar» Diego San José

- ¿Eran fans del personaje?

- D. S. J.: Yo creo que miraba los cómics de 'Superlópez' antes de saber leer, con cuatro años, porque mi hermano Javier que me saca siete años tenía todos los cómics de 'Superlópez', y todavía los conserva. El álbum que más veces leí fue el primero, es el único al que nos referimos al inicio de la película.

- B. C.: Yo era fan sobre todo del álbum 'La gran superproducción', el que parodiaba el rodaje de 'Conan', porque me interesaba todo lo que tuviera que ver con el cine y cómo se hacía. Pero también he sido fan de álbumes como 'La semana más larga'. Queríamos una adaptación muy abierta, aunque teníamos los referentes de 'Zipi y Zape' y 'Anacleto', que fueron adaptaciones más alejadas del original del tebeo. Pero los personajes y los orígenes de 'Superlópez' los hemos respetado.

- ¿Han adaptado alguna aventura en concreto?

- D. S. J.:Hemos recogido el personaje y el universo en el que se desarrolla, más algunos elementos puntuales. Pero una de las características de 'Superlópez' es averiguar quién es el villano, y a nuestra villana nos la hemos inventado totalmente, porque queríamos contar una parcela de la historia de 'Superlópez' que no está en los cómics. Ahí se cuenta cómo el bebé viene de Chitón y cae en la familia de los payeses. Y luego hay una elipsis y pasa a 'Superlópez' volando, sin transición. Nosotros nos inventamos lo que falta en esa elipsis. Queríamos hablar de esos orígenes.

- ¿Era una ocasión de introducir más presencia femenina, con la villana de Maribel Verdú?

- B. C: A la hora de pensar con el director quién podía hacer de villano se nos ocurrió enseguida Maribel Verdú y ya escribimos el papel pensando en ella. Era esa actriz en concreto, por encima del género, lo que nos empujaba a contar con ella. En el caso del personaje de Luisa Lanas en los primeros tebeos está presentado a veces como una novia un poco castradora y hemos mantenido su mala leche, su carácter proactivo, es la que tiene la iniciativa... Incluso hay una escena en la que le suelta un bolsazo, cosa que nos parecía de lo más antiguo, como preDoña Croqueta.

«En 'Superlópez' se puede ver la influencia de 'El protegido' de Shyamalan, que nos encanta» Diego San José

- ¿El director les impuso condiciones al hacer la adaptación?

- D. S. J.: Fuimos libres, de hecho Javier Ruiz Caldera estuvo totalmente presente en el desarrollo de guion, es prácticamente un tercer guionista. El cine de superhéroes actual tiene un peso fundamental en el cine de entretenimiento y con un poder de convocatoria en taquilla tremendo, y de alguna manera ha redefinido la manera de contar todo este cine que aspira a hacer mucha taquilla. Todo eso nos hacía imposible ser fieles al 100% a un personaje que se creó hace 45 años. Para ser justos, incluso con el personaje, había que adaptarlo un poco a lo que el espectador de hoy entiende que es el cine de superhéroes.

- En las escenas en que él se sorprende de sus propios poderes y no los controla, ¿se inspiraron en 'Spiderman'?

- B. C.:Sí, precisamente queríamos contar los orígenes del personaje porque en 'Spiderman' se permiten volver a contarlos cada ciertos años. Vi 'Spiderman: Homecoming' después de escribir el guion de 'Superlópez' y me dije: «Ojalá la hubiera visto antes para plagiar más cosas». Porque integraba muy bien la épica del superhéroe con los problemas de ser un adolescente. Y la intención que teníamos nosotros era plantear cómo ser un superhéroe y ser español al mismo tiempo. Al final la película se ha escorado a un terreno más familiar o para todos los públicos, pero también teníamos muy presente esa mezcla de acción y humor de 'Guardianes de la galaxia'.

- D. S. J.: En el argumento de 'Superlópez' se puede intuir una influencia de 'El protegido', de M. Night Shyamalan, que es mi película favorita de superhéroes. Hay un punto de la trama en que alguien genera desastres para que el superhéroe se vea obligado a actuar.

- ¿Para describir a un héroe español es inevitable introducir la humillación, el sentimiento de culpa y la desconfianza en sí mismo?

- B. C.: Sí, es como si se dijera a sí mismo «ten cuidado, que van a creer que eres un chulo, no te flipes». Eso estaba desde el principio. Si en 'Spiderman' se dice «un gran poder conlleva una gran responsabilidad», aquí lo que está muy presente es que cualquier personaje que vive un auge está condenado a sufrir una caída. No hay más que ver lo de Rosalía, una cantante que venía de círculos más modernuflos y cuando llega a un mercado más 'mainstream' empiezan a buscarle los peros. Nos preguntábamos qué pasaría si la cápsula de Superman, en vez de caer en Estados Unidos, cayera en España.

«El cine de superhéroes ha redefinido toda la manera de hacer cine taquillero» Borja Cobeaga

- En el personaje de Julián López se les ve la firma, a veces parece el Juancarlitros de 'No controles'.

- D. J. S.: Ahí ocurre una cosa en la que Borja y yo quedamos de trileros, porque no lo escribimos para un actor en concreto. Pero cuando empezamos a dialogar el guion es cierto que fuimos modelando un tipo de personaje que en nuestros guiones siempre ha hecho Julián López. Y cuando alguien leía el guion decía: «Esto es perfecto para Julián López». No ha sido de una manera premeditada, pero es cierto que Jaime pertenece a un universo que nosotros hemos tocado en 'No controles' y 'Fe de etarras'. Y nos encanta que Julián esté en lo que hacemos, porque es un actor con una conexión tremenda con la risa del público.

«Queríamos contar el desconocido origen del personaje. Y nos hemos inventado a la villana» Borja Cobeaga

- La escena del casero vasco que da indicaciones sobre la autopista ya es la rúbrica personal total.

- D. S. J.: Mi madre me ha dicho que en Irun funciona de maravilla esa escena, cuando oyen lo de Gaintxurizketa, por donde pasan todos los días para ir a Donostia, se tronchan. - B. C.: Nos tranquiliza mucho que 'Superlópez' esté funcionando muy bien sin ser vasco, y eso es estupendo porque nos veíamos en un encasillamiento brutal después de 'Vaya semanita', 'Ocho apellidos vascos' y 'Fe de etarras'. Simplemente el personaje tenía que caer en algún lugar que le resultara confuso. De todas maneras creo que lo que mejor conecta con el público de 'Superlópez' es la relación del personaje con sus padres. Y eso es justamente lo que funcionaba también en 'Ocho apellidos vascos'. Ese costumbrismo familiar de padres pasotas o sobreprotectores es algo que nos divierte muchísimo.

- D. S. J.: Es muy diferente a las películas americanas, aquí a una madre le preocupa mucho más si estás o no demasiado delgado que una invasión interestelar. En los padres encontramos una escapada para hacer de la película algo muy nuestro.

- ¿Y la parte de ciencia-ficción?

- D. S. J.: Eso nos apetecía mucho, porque también nos gusta el género y se salía totalmente de lo que nos suele tocar escribir. Y como escritores de comedias nos resultaba muy apetecible tener que escribir secuencias de acción, con algunos elementos de ciencia-ficción.

- B. C.: Por eso hay referencias directas a 'Regreso al futuro', cuando a Marty McFly le llamaban gallina y reaccionaba. También hay algunas cosas de 'Star Wars', por supuesto.

Más

 

Fotos

Vídeos