Un arco iris no tan luminoso

Dorothy acompañada por León cobarde, Espantapájaros y Hombre de hojalata. /
Dorothy acompañada por León cobarde, Espantapájaros y Hombre de hojalata.

Teresa Flaño
TERESA FLAÑO

 

Hay quienes la califican como la película más influyente de la historia. Un grupo de investigadores de la Universidad de Turín analizó los más de 47.000 filmes del listado de la IMDB, limitado a norteamericanos y europeos, y a través de un algoritmo dilucidaron que es la película más referenciada y la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos lo declaró el filme más visto de la historia. La Unesco la considera Memoria del Mundo. Hablamos de 'El mago de Oz', película sobre la que en las próximas semanas coincidirán varias efemérides.

La primera de ellas será el sábado, cuando se cumpla el 50 aniversario del fallecimiento de su protagonista absoluta, Judy Garland, que consolidó su fama gracias a encarnar a Dorothy Gale, y en agosto hará 80 años del estreno de la película. Un libro publicado por el director de cine y escritor Víctor Matellano -'El mago de Oz. Secretos más allá del arco iris'-, ha recopilado datos, anécdotas y otras curiosidades sobre el filme y Renée Zellweger encarna a la desdichada actriz y cantante en un biopic sobre los últimos meses de su vida. 'Judy' se estrenará a finales de septiembre y ya se puede ver en internet el trailer donde se ve una Zelleweger increíblemente caracterizada interpreta el 'Somewher Over the Rainbow' en el Swinging London. Por el momento, la hija de la celebridad, Liza Minnelli, se ha pronunciado en contra de la película en la que también participan Jessie Buckley, Finn Witrock, Rufus Sewell y Michale Gambon.

Renée Zellweger encarna a Judy Garland.
Renée Zellweger encarna a Judy Garland.

Que la vida de Garland no fue un camino alegre que llevaba a un luminoso arco iris es algo de sobra conocido y una parte de la culpa estuvo en el duro rodaje de 'El mago de Oz'. En esos momentos tenía 16 años y no era lo suficientemente pequeña para ser una estrella infantil, ni entraba en los cánones de las estrellas juveniles. Le achacaban que no tenía un físico estilizado. El estudio, la Metro Goldwyn Mayer, le había obligado a que se realizara una operación de nariz y arreglos dentales, además de someterla a una permanente y estricta dieta. Para evitar que sus pechos le dieran una imagen de mujer adulta le vistieron con apretados corsés o le decían que sujetara al perro Totó contra su tórax. También le presionaban psicológicamente, el estudio llevaba con asiduidad al rodaje a su sustituta, Janice Chambers ,que tenía una poderosa voz, dándole a entender que podía ser reemplazada en cualquier momento, además de espiarla. Por último, ante la dureza del rodaje y para que pudiera resistir le daban anfetaminas de día y barbitúricos por la noche. Así comenzaron las adicciones que le perseguirían toda su vida.

Está claro que Judy Garland resultó ser la actriz que mejor encajaba en el papel, pero los seguidores de la novela original de L. Frank Baum en la que se basó la película preferían que fuera Shirley Temple la que interpretara a Dorothy; también consideraban que la elegida era demasiado vieja para el papel.

Durante el rodaje, el director Victor Fleming, uno de sus principales valedores, se marchó para ponerse al frente de 'Lo que el viento se llevó'. Además, según contaron algunas de las personas que se encontraban en el set, los Munchkin, los actores enanos que aparecían en la cinta, no paraban de acosarla sexualmente.

Años después de su estreno la película volvió a resurgir cuando en 1956 se repuso en la televisión norteamericana y tuvo una audiencia de 45 millones de espectadores. En febrero del siguiente año Judy Garland casi fue nominada para un premio Emmy por su actuación debido a la magnitud del alcance que tuvo el filme. Sin embargo, debieron retractarse rápidamente ya que no se trataba de una actuación original para televisión.

Con los años, la estrella se convirtió en un símbolo de la comunidad gay -cuyo emblema es... un arco iris-, y el término 'soy amigo de Dorothy' supuso una forma encubierta de decir que se era homosexual,

La devoción que se acrecentó al coincidir su funeral, en realidad un fue un día antes, de las protestas de Stonewall el 27 de junio de 1969. Fue una jornada de lucha a raíz de la paliza que unos policías pegaron a un grupo de homosexuales en un bar de de ambiente neoyorquino. De ahí que todos los años en esa fecha se celebre el Día del Orgullo Gay.

Del sepia al technicolor

Vicisitudes de su protagonista al margen, 'El mago de Oz' cuenta con muchos elementos que le han permitido mantener su puesto prominente entre las principales películas de toda la historia.

Fue una de las primeras películas en color y demostró que los avances tecnológicos servían para acompañar al argumento cuando el mundo en blanco y negro se transforma en un luminoso universo technicolor con intensos verdes esmeralda, rojos rubí y las famosas baldosas amarillas que Dorothy y sus compañeros debían seguir.

A pesar de recibir críticas positivas, la película fue un fracaso en su estreno inicial. Fue la producción más cara de la MGM hasta entonces y no recuperó completamente la inversión del estudio ni obtuvo ganancias hasta su reestreno en 1949.

Junto a Judy Garland, uno de los elementos más famosos de la película es su canción 'Somewher Over the Rainbow'. Louis B. Mayer, el todopoderoso hombre que entonces gobernaba con mano de hierro la Metro, decidió eliminarla tras uno de los pases de prueba. Los directivos del estudio creían que lo único que aportaba era lentitud, además que consideraban poco apropiado que una estrella de MGM cantara en un corral. Afortunadamente, al final cambiaron de opinión.

Judy Garland cantando en el corral de su granja la famosa 'Somewher Over the Rainbow'.
Judy Garland cantando en el corral de su granja la famosa 'Somewher Over the Rainbow'.

Otra pieza clave son los míticos chapines de rubíes, los zapatos rojos que llevaba Dorothy cuando recorría el camino de baldosas amarillas. Uno de los cuatro pares que la actriz utilizó durante el rodaje del clásico y que formaban parte de una colección en honor a Garland en Mineápolis, en el estado de Minnesota, lugar de origen de la actriz, fueron robados casi quince años. Como no hubo avances en la investigación, el FBI se hizo cargo de ella en 2017. Antes, en 2015, un aficionado anónimo de la película ofreció una recompensa de un millón de dólares por su devolución. Finalmente fueron recuperados en septiembre de 2018 en el marco de una trama de extorsión registrada contra la empresa Markel Corporation, propietaria de los preciados zapatos, y actualmente se encuentran depositados en el Museo Nacional de Historia Estadounidense que es administrado por el Instituto Smithsoniano en Washington.