Téchiné ilumina la Berlinale con un retrato de la convulsa adolescencia

El director francés André Téchiné junto a Sandrine Kiberlain./
El director francés André Téchiné junto a Sandrine Kiberlain.

El cineasta hongkonés Wayne Wang también ha llevado a Berlín su fascinación por la mujer durmiente de Javier Marías

EFEberlín

El director francés André Téchiné ha iluminado este domingo la competición de la Berlinale con 'Quand on a 17 ans', un retrato de la convulsa adolescencia, a modo de contrapunto en un domingo dominado por la nostalgia portuguesa y un drama alemán sin concesiones.

Un muchacho magrebí, en una granja perdida en la montaña bajo toneladas de nieve, y su compañero de escuela, hijo único en un hogar perfecto, es el dúo elegido por Téchiné para desarrollar su filme sobre el "descubrimiento" mutuo entre dos seres desiguales, que hasta que no se zurran de verdad no empiezan a entenderse.

"Un flechazo a lo Romeo y Julieta es algo instantáneo. El reconocimiento de la homosexualidad es un proceso", indicó el director, sobre la evolución de sus dos adolescentes, interpretados por Kacey Mottet Klein y Corentin Fila.

El hilo conductor es Sandrine Kiberlain, una madre perfecta de un hogar perfecto, empeñada en obligarlos a ser amigos. El nudo argumental será el proceso de acoso o seducción, según se mire, del muchacho que sale primero del armario respecto al otro.

"Fue difícil vencer el miedo a rodar esa escena, teníamos que romper muchos tabús. Nos ayudó una larga conversación a dos una tarde, y que André nos dejara luego total libertad", explicó Mottet Klein, respecto a la escena de sexo con su compañero de rodaje.

Todo ello se envuelve en un juego de paradojas, entre el teórico desarraigado, el magrebí adoptado por una familia lugareña que afirma ser feliz en su entorno remoto y nevado, y el niño mimado, dos adolescentes sobre los que Téchiné traza un filme que escapa al esquema preconcebido.

Wang y la mujer durmiente de Marías

Por su parte, el cineasta hongkonés Wayne Wang ha presentado en Berlín 'While the women are sleeping', una película proyectada con carácter de exhibición en este festival e inspirada en el libro 'Mientras ellas duermen', del español Javier Marías.

"Quedé fascinado por esa historia, la observación de una mujer que duerme", explicó el director en la capital alemana, para matizar que el propio autor no participó en la redacción del guión, que se basa en una versión en japonés de la obra de Marías.

Wang se refirió a un precedente existente en la cultura japonesa, la historia de un hombre viejo que vive entre geishas, a las que contempla mientras duermen y con las que no pretende tener relaciones sexuales, sino simplemente observarlas.

Los contactos para la adquisición de los derechos cinematográficos de la obra se entablaron "a través de los agentes" del escritor, dijo el director, y a partir de ahí surgió la adaptación para el cine, en que hubo que "incluir más diálogos y cambiar la filosofía que transmite Marías por algo de acción".

La película resultante es una producción japonesa, que se estrenó para la crítica hace unos días en Tokio y que llegará a las salas comerciales de ese país a finales de este mes.