Carlos Aurtenetxe presenta su «crítica contra el mundo»

El poemario combina la ironía y el sarcasmo sin dejar de lado la precisión, y refleja la trayectoria «larga y constante» del escritor donostiarra

NAIA BEGIRISTAINSAN SEBASTIÁN.

Carlos Aurtenetxe (Donostia, 1942) presentó ayer en el Centro Cultural Koldo Mitxelena su última obra, 'Historia de la hierba', un libro de poesía que va «más allá de la realidad». El poemario muestra el descontento del escritor con todas las civilizaciones y religiones de la historia, porque «han estado siempre sometidas a algún tipo de manipulación». Aurtenetxe declaró que «hoy en día todo se basa en la utilidad» y que su obra «va más allá de eso, incluso supera las barreras de la realidad».

'Historia de la hierba' combina la ironía y el sarcasmo, pero es a la vez «precisa y resistente en las manos de quien la lee». Tras una dilatada carrera literaria, el autor afirmó que se mantiene «al margen de todo» para poder denunciar lo que a su juicio es injusto.

No obstante, explicó que su objetivo no es cambiar el punto de vista de sus lectores. «Si eres ciego vives engañado, pero si eres crítico sentirás cierto desengaño», añadió.

La obra se desarrolla en cuatro bloques y un pequeño final que, aunque sean diferentes en cuanto al estilo, «mantienen en todo momento la misma tonalidad», según el autor. La primera tiene el mismo título que el libro, y es un «apartado testimonial».

La segunda se denomina 'Los bienes renovados'. El poeta la definió como «la parte más espiritual y lírica». La tercera se titula 'Bajo los lentos tribus' y la cuarta es 'De otra memoria'. En la última parte, 'Cielo de lo nunca dicho', Aurtenetxe critica tanto el mundo como el cielo, ya que «en el cielo está el origen de todo».

A pesar de que la obra muestra la faceta más «compleja y rara» del escritor, Aurtenetxe afirma que 'Historia de la hierba' es un libro «real». «Si la poesía no es tan real como la piedra o tan real como el mundo, no sirve para nada», reiteró.

El autor donostiarra, que se caracteriza por la «constancia y la practicidad», tiene una larga trayectoria a sus espaldas. «Aunque me sigan cayendo los años encima seguiré haciendo lo mismo, porque para mí la poesía es una respiración que me permite no ahogarme», explicó.

Carlos Aurtenetxe es autor de una extensa obra literaria en la que destacan libros como 'Pieza del templo' (1983) o 'Los cormoranes' (2002). Fruto de ese trabajo ha conseguido varios premios tanto en narrativa como en poesía: el premio Blas de Otero (1982) y el Alonso de Ercilla (1983), entre otros. A pesar de su larga carrera, el poeta donostiarra afirmó que todavía tiene «muchas ideas y mucho que decir».

HISTORIA DE LA HIERBA