El tiempo respetará el Donostia Festibala

Las lloviznas de la primera mitad del viernes remitirán y el sábado se anuncian cielos despejados

J.G.A. SAN SEBASTIÁN.

El Hipódromo se convirtió el año pasado en un auténtico barrizal que deslució el estreno del recinto como sede del Donostia Festibala. Las abundantes lluvias que cayeron en los días precedentes encharcaron el terreno y dificultaron sobremanera las tareas de carga y descarga. Por suerte, el pronóstico para el fin de semana es bastante más halagüeño y permitirá valorar mejor las posibilidades del Hipódromo, que en principio acogerá el festival hasta 2021 en virtud del acuerdo con las promotoras Last Tour y Ginmúsica. Según la previsión de Aemet, en la primera mitad del viernes podría haber lloviznas que remitirán según avance el día, mientras que el sábado están prácticamente descartados los chubascos y se anuncian cielos despejados con temperaturas de entre 14 y 24 grados.

En sus dos últimas ediciones, el festival obligó a los asistentes a utilizar el sistema 'cashless' para pagar las consumiciones, pero este año las controvertidas pulseras desaparecerán y volverá el pago en metálico. Por el recinto se repartirán unos 10 camiones gastronómicos que venderán todo tipo de alimentos, incluidos productos vegetarianos y para celíacos. Bajo las gradas se volverá a instalar un mercado en la línea del que el año pasado reunió a ilustradores, fotógrafos y diseñadores de ropa, aunque esta vez el festival prescindirá de otras actividades paralelas para dar la máxima importancia a la música.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos