'Susana y los viejos', el cuadro de Rubens, recupera su color

'Susana y los viejos', del artista alemán Pedro Pablo Rubens./R. C.
'Susana y los viejos', del artista alemán Pedro Pablo Rubens. / R. C.

El proceso de restauración se ha realizado 'in situ', deforma que los visitantes han podido ver cómo se llevaba a cabo

ALMUDENA SANTOSMadrid

Tras varios meses de restauración, 'Susana y los viejos' (c. 1610), del artista alemán Pedro Pablo Rubens (1577-1640), vuelve a sus colores primarios. La obra es una de las más relevantes de la colección de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Financiado por la Fundación Callia, el proceso de restauración del óleo sobre tabla se ha realizado 'in situ', en parte a causa del estado frágil en que se encontraba la pieza pero también con la intención de que los visitantes del museo pudieran ver cómo era la rehabilitación del cuadro.

Para proceder a su restauración, establecieron un andamio con el que trabajar sobre ella. El cuadro pasó por una primera fase de limpieza minuciosa en la que se eliminaron los barnices oxidados y se consolidó la capa pictórica. Los expertos intervinieron también el marco, que en un principio parecía marrón y que, en realidad, es de color dorado. Se trata de una obra maestra dentro del propio cuadro. Aún no conocen su autoría, pero gracias a esta restauración podrán concretarlo.

La de 'Susana y los viejos' ha sido una intervención de urgencia, ya que era la primera vez que se hacía un proceso grande e importante de restauración en esta obra. Buscaban establecer el estado de conservación y cómo estaba formado y pintado.

Habrá una segunda fase, cuyo objetivo es conocer la parte trasera de la pintura. Buscan averiguar el origen de las cuatro tablas de madera que conforman el cuadro y poder restablecerlo, de manera que sea posible trasladarlo a exposiciones de otros lugares, tal y como explicó José María Luzón, académico delegado del Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.