Ana Laborde reivindica la labor de los profesionales de la restauración

Se muestra contenta por la difusión de la intervención del Pórtico de la Gloria y espera que sirva para dar a conocer este «complejo» trabajo

I.A.

Ana Laborde no tiene dudas al afirmar que el proyecto llevado a cabo en el Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago va a ser un «punto de inflexión importante» en el ámbito de la restauración, porque «nos ha servido para avanzar en el conocimiento de la piedra policromada, probar nuevas técnicas y tratamientos». A partir de este trabajo «vamos a poner a punto una metodología de trabajo que ya estamos aplicando en otras obras», señala.

El Ministro de Cultura, también calificó como «impresionante» el resultado, y en el acto de inauguración puso el acento sobre el extenso trabajo de investigación realizado antes de intervenir sobre este monumento, gracias al que «se han aprendido muchas cosas que se van a aplicar a un montón de investigaciones», señaló. De hecho, avanzó que los métodos empleados para el pórtico serán presentados en los próximos meses en el comité de normalización europeo para que se establezcan como «metodologías de trabajo» futuras en casos similares.

La restauración de este pórtico creado por el gran Maestro Mateo en la Catedral de Santiago de Compostela ha sido el proyecto de mayor envergadura que ha acometido Ana Laborde, quien considera este monumento algo «excepcional» y «único», tanto por la calidad de la talla y de la piedra, como por el policromado. «Es una obra muy avanzada para su tiempo y tiene una calidad de ejecución excepcional, con unas figuras muy naturalistas, llenas de expresividad y con unas decoraciones de una calidad técnica únicas».

Tras la conclusión de este gran proyecto, continuará con su trabajo en el Instituto del Patrimonio Cultural de España, «aquí siempre hay trabajo, constantemente nos piden ayuda desde distintas comunidades autónomas para intervenir en la conservación de nuestro patrimonio, pero de momento, no son obras de la dimensión e importancia del Pórtico de la Gloria».

Cuando ya han transcurrido algunos días desde que se hizo público el resultado de la intervención, Ana Laborde también se muestra «contenta» por la difusión que se le está dando a la obra cumbre del Maestro Mateo. «Espero que sirva para que la sociedad conozca el trabajo de restauración, que es más complejo de lo que se piensa, porque hay mucho estudio y formación detrás». La restauradora insiste en la necesidad de «hacer las cosas bien» y «cuidar todo el patrimonio que tenemos como se merece», recordando con pesar el reciente caso de la talla policromada de San Jorge de Estella, del siglo XVI, restaurada recientemente por manos inexpertas, que la pintaron a tres capas tras otros tantos lijados sobre la policromía original. «Da mucha pena que pasen estas cosas. Espero que esto sirva para tener más cuidado cuando nos enfrentemos al patrimonio, que es nuestra identidad y nuestra riqueza».

En este sentido, la Asociación Profesional de Conservadores Restauradores de Bienes Culturales de España (ACRE) y el Grupo Español del International Institute for Conservation (GEIIC) denunciaron también esta «intervención» e instado a una «urgente regulación» de la profesión, que «termine con el intrusismo». A través de un comunicado, ambos colectivos reclamaron «la necesidad de que las actuaciones de conservación y restauración del Patrimonio Cultural estén proyectadas, dirigidas y realizadas por profesionales con formación académica superior y con la experiencia y criterios necesarios».

 

Fotos

Vídeos