Sergio Pereira sitúa su segunda novela en la nao San Juan

Sergio Pereira posa en la librería Elkar de San Sebastián con su nueva novela, 'El hijo del capitán'. /
Sergio Pereira posa en la librería Elkar de San Sebastián con su nueva novela, 'El hijo del capitán'.

Muestra, en clave de intriga, cómo era la vida de los sesenta tripulantes de la embarcación ballenera

FÉLIX IBARGUTXIsan sebastián

Sergio Pereira (Trintxerpe, 1979) ha publicado su segunda novela, El hijo del capitán (Editorial Ttarttalo), ambientada en el siglo XVI, y sobre todo centrada en una expedición del ballenero San Juan rumbo a Terranova, a la caza de la ballena. «He querido poner mi granito de arena, intentando imaginar cómo vivían los sesenta tripulantes de esta embarcación. Desde que supe que cerca de mi casa, en Pasai San Pedro, se iba a reconstruir esta nao, me llamó la atención el tema», ha manifestado el escritor.

El pasaitarra Sergio Pereira se estrenó en el panorama literario hace tres años, con La memoria de las sombras, una novela histórico-policíaca ambientada entre el San Sebastián y el mismo Pasaia a los pocos años de acabar la guerra de 1936, y en la que se entrecruzaban asesinatos, exiliados políticos, amores truncados y cazadores de nazis. La obra quedó finalista en el Premio Euskadi. Según la editora de la casa Ttarttalo, Idoia Arozena, «esta segunda novela es muy diferente a la anterior, pero sigue contando con ese elemento básico que es la intriga».

Una experiencia única

La nueva novela arranca de esta manera: Joanes, el hijo menor del orgulloso capitán Darieta, embarca con once años en el ballenero San Juan rumbo a Terranova, una experiencia que le cambiará para siempre. No es el único que emprende semejante aventura por primera vez; para el mercenario Gaspar de Villadangos, el Leonés, también es su primera travesía. Villadangos tiene un peligroso cometido por encargo del duque de Alba: asesinar a dos marineros de Hondarribia, sospechosos de un truculento crimen. La presencia de don Julián, antiguo inquisidor del Santo Oficio, cuyo propósito es evangelizar aquellas inhóspitas tierras y aplicar mano dura allí donde haga falta, tampoco facilitará la vida de los sesenta marineros que conforman la tripulación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos