Homenaje a Barandiaran, «padre de la cultura vasca»

Parte del homenaje a Barandiaran /
Parte del homenaje a Barandiaran

El recuerdo a Barandiaran en el 25º aniversario de su muerte ha congregado en Ataun a representantes institucionales de la CAV y Navarra

DVATAUN

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha señalado este miércoles cuando se cumplen 25 años de la muerte de José Miguel Barandiaran que el mejor homenaje que se puede tributar a este "hombre sabio" es que instituciones y entidades privadas colaboren para que el "país del euskera siga creciendo". Urkullu ha participado en un acto celebrado en 'Sara', la casa de Ataun, su pueblo natal, en la que el antropólogo y etnólogo vivió cuando volvió de un exilio de 17 años en la localidad francesa de ese nombre, y donde falleció el 21 de diciembre de 1991, días antes de cumplir los 102 años.

El recuerdo a este "padre de la cultura vasca" organizado por la fundación que lleva su nombre ha congregado a diversos representantes institucionales de la Comunidad Autónoma Vasca y Navarra, encabezados por el lehendakari, Iñigo Urkullu, la presidenta de la Comunidad Foral de Navarra, Uxue Barkos, el consejero vasco de Cultura, Bingen Zupiria, y el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, además de la directora del Instituto Etxepare, Aizpea Goenaga, o el viceconsejero de Política Lingüística, Patxi Baztarrika.

Urkullu ha sido el encargado de cerrar los discursos con unas palabras en las que ha destacado que Barandiaran trabajó y trató de "conocer mejor el camino del pueblo" vasco, su "historia", "la personalidad, las formas y relaciones humanas", un empeño en el que intentó "aportar más conocimiento para construir un futuro mejor".

Por ello ha incidido en que "el mejor homenaje que se le pude tributar" es "caminar juntos, instituciones y entidades privadas, y colaborar para que el país del euskera siga creciendo". De la figura del investigador y arqueólogo que además fue uno de los pioneros en los estudios sobre la mitología y las tradiciones populares vascas, Urkullu ha destacado su integridad y compromiso y ha señalado que fue una "persona sabia que predicó siempre con el ejemplo del trabajo y supo crear escuela".

Barandiaran fue un "trabajador, positivo y optimista", unos valores que deben ser "retomados y actualizados", ha señalado Urkullu quien ha incidido en la necesidad de continuar "impulsando la investigación". "Hoy se recuerda" el fallecimiento de una persona "de cultura y buena", ha concluido.

Tras calificar de "patriarca de la cultura vasca" y recordar que llevó parte de sus trabajos de investigación en Navarra, Barkos ha asegurado que tras un parón en las aportaciones por parte de la Comunidad Foral hacia la Fundación Jose Miguel Barandiaran este año los presupuestos incluyen una dotación con este fin y espera que la colaboración continúe.

«Ataundarra universal»

El legado de este "ataundarra universal" que ingresó en la Academia de la Lengua Vasca y perteneció también a la Real Sociedad Española de Antropología, Etnografía y Prehistoria, merece un reconocimiento profundo "no solo por su contribución a la ciencia sino por los valores sociales" que trasmitió, ha agregado Barkos.

Argitxu Camus, del Instituto Cultural Vasco de Aquitania, ha destacado que Barandiaran conjugó sin enfrentamientos su faceta de "hombre de fe" y sacerdote con la de "hombre de ciencia" al tiempo que ha destacado la "humildad" con la que llevó siempre sus éxitos profesionales y su aportación a la investigación del patrimonio cultural vasco.