La vuelta de 'El borracho burlado'

Esbozo de cómo será adaptado a teatro el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Bergara para la representación de 'El borracho burlado'. /
Esbozo de cómo será adaptado a teatro el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Bergara para la representación de 'El borracho burlado'.

El conde de Peñaflorida escribió la ópera que se reestrena el 14 de marzo en el mismo escenario: el Ayuntamiento bergarés. El montaje girará luego por el País Vasco.

MITXEL EZQUIAGA SAN SEBASTIÁN.

En el libreto original, de 1764, se presenta así: «'El borracho burlado', ópera cómica en castellano y bascuence escrita y puesta en música por un caballero guipuzcoano». El caballero en cuestión era el conde de Peñaflorida, Xabier María Munibe, y la obra está considerada la primera ópera vasca de la historia. El próximo 14 de marzo 'El borracho burlado' volverá a escena, 250 años después, en el salón de Plenos del ayuntamiento de Bergara, el mismo lugar donde se estrenó. Después girará por el País Vasco.

MÁS

«Montar esta ópera no ha sido fácil, pero el resultado merecerá la pena», anuncia Valen Moñux, uno de los promotores del proyecto. Sabe bien de lo que habla: él ha sido uno de los motores que lleva años haciendo posible el milagro de montar musicales de primer nivel con el entusiasmo de las gentes de Bergara y su comarca. 'Miserableak', 'Oliver' y 'Peter Pan' son algunos de los títulos surgidos en la localidad y que sumaron después miles de espectadores en diferentes escenarios vascos.

Los datos

El autor. Xabier María de Munibe, conde de Peñaflorida, fundador de la Bascongada, compuso la letra y música de la obra.
La obra. 'El borracho burlado' se estrenó en Bergara el 11 de septiembre de 1764.
El nuevo montaje. Actores, cantantes y músicos de Bergara promueven este nuevo montaje de la obra, que se estrena el sábado 14 de marzo en el Ayuntamiento.

'El borracho burlado' es una ópera de cámara, así que será bien diferente a esas superproducciones, en las que llegó a haber en escena hasta 150 intérpretes. «Será un montaje más pequeño en tamaño aunque intenso en contenido», en palabras de Moñux, «con una exigente ambientación histórica». Veinte actores y cantantes y cinco músicos forman el elenco.

El 'caballerito' azkoitiarra conde de Peñaflorida, fundador de la Sociedad Bascongada de Amigos del País, fue el compositor de esta ópera cómica estrenada con éxito el 11 de septiembre de 1764. Está considerada como «la primera ópera de la historia compuesta para ser cantada en euskera», aunque existe el precedente de 'Acto de Nochebuena / 'Gabonetako Ikuskizuna', escrita por el alavés Pedro Ignacio Barrutia en 1750.

¿Cuál es el argumento? «El escarmiento a un borracho crónico e incorregible», dicen los biógrafos de Munibe. «El tema responde al espíritu didáctico del siglo XVIII tal como lo entendían los Amigos del País», Consta de un solo acto dividido en 35 escenas.

La partitura rescatada

La obra ha sido representada en muy contadas ocasiones. Un grupo amateur de Azkoitia, animado por Juan Ignacio de Uria, escenificó el título hace cincuenta años «pero sin música, porque el destino de la partitura no estaba claro», dice Moñux. En realidad, las partituras aparecieron después, en la década de los 60, «entre los viejos papeles de una familia bergaresa». Así que en 1981 sí se pudo cantar la música, aunque sin representar la obra, en un concierto celebrado en Oñati bajo la dirección del maestro Javier Bello Portu. Y más recientemente, en 1994, la compañía Agerre Teatro escenificó la ópera.

La obra original fue escrita por el conde de Peñaflorida con las partes habladas en castellana y las cantadas en euskera, aunque la versión que se cantará en Bergara primará el euskera y dejará el castellano solo para el personaje de 'la peregrina andaluza' y algún otro fragmento.

«Hemos logrado que el nuevo montaje que estrenemos en Bergara sea realizado íntegramente por bergareses», resalta Valen Moñux. El músico Txemi Etxebarria, «un joven talento ahora afincado en Maastricht», se ha encargado de la orquestación para cinco instrumentos: clave y cuatro cuerdas. El historiador y escritor Miguel Ángel Elkoroberezibar, «uno de los grandes cronistas de la historia de Bergara», asesora la producción, y el propio Moñux se ocupa de la puesta en escena.

«Los cantantes, los actores y los músicos serán de Bergara, y también la construcción de los decorados, pero para el diseño de vestuario y de peluquería hemos tenido que recurrir a especialistas de fuera», justifica Moñux. «Es lo más complicado porque queremos ser fieles a la época al máximo». El Ayuntamiento de Bergara, subrayan los promotores de la ópera, «ha respaldado con entusiasmo todo el proyecto».

El papel de Samaniego

El Salón de Plenos de Bergara acogerá el 14 de marzo el estreno de la obra convenientemente ambientado para la obra. «Ya tenemos comprometidas actuaciones en los dos municipios vecinos, Elgeta y Antzuola, y confiamos en llevar la obra luego a numerosos lugares del País Vasco», aventura Valen Moñux. «Es un montaje más 'manejable' que los anteriores, y más fácil de llevar a lugares más pequeños».

El estreno en 1764 de 'El borracho burlado' supuso «costosos e importantes preparativos» para adaptar la Casa Consistorial a las necesidades teatrales. La elección ahora del mismo escenario se realiza «por razones simbólicas e históricas, pero también porque el edificio, una joya arquitectónica y decorativa del barroco, es el lugar ideal».

La representación en Antzuola hace especial ilusión a Moñux, «en lo personal porque trabajo aquí, pero por razones históricas también. En el estreno de la obra en Bergara hace 250 años actuó Félix María de Samaniego, el gran fabulista de Laguardia. Al parecer, su madre era de Antzuola y hay historiadores que aseguren que el idioma materno de Samaniego fue el euskera». El autor conocido luego por sus fábulas era sobrino-nieto de Peñaflorida.

Y es que otra efemérides arropa la vigencia de 'El borracho burlado': la celebración, a lo largo de estos meses, del 250 aniversario de la Sociedad Bascongada de Amigos del País, la institución creada por los 'caballeritos de Azkoitia'.

En un texto de 1785 se destaca que el estreno en Bergara de la obra se saldó «con qué aplauso y con qué satisfacción de todos los espectadores; fue tan grande el concurso y tan lucido que no puede hacerse creíble sino a los que le vieron». Seguro que quienes promueven este nuevo montaje firmarían por cosechar ahora una crítica similar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos