«Zumaia necesita otro modelo de hacer política»

EH Bildu ha realizado una valoración sobre esta legislatura que está próxima a terminar

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO ZUMAIA.

El grupo municipal de EH Bildu ha realizado la valoración de esta legislatura, resaltando que han «buscado presentar propuestas útiles en lugar de utilizar la oposición para confrontar con fines partidistas, buscando otro estilo de gestión en el ayuntamiento». Han añadido que se han sentido discriminados por el gobierno municipal, especialmente por parte del alcalde: «Nos hemos enterado de muchas cosas a través de los medios».

Desde el partido explican que su objetivo ha sido fomentar «otro estilo de gestión en el ayuntamiento, y lo hemos logrado. El pueblo no entendería otra forma de hacer oposición desde este momento, sea cual sea el partido que este en la oposición». Señalan que la actitud «constructiva» de EH Bildu ha posibilitado que hayan salido adelante muchos temas, pero por otra parte, «no hemos tenido la oportunidad de canalizar otras propuestas, por no ser mayoria en la corporación municipal». Destacan que su objetivo es sacar adelante propuestas en beneficio de la ciudadanía, «y lo hemos intentado estando en la oposición. Estando gobernando en la siguiente legislatura nos gustaría profundizar en ese nuevo estilo. Porque Zumaia necesita otro modelo de hacer política».

Explican que, en estos cuatro años, han fomentado la cooperación en los principales proyectos. «No hemos estado de acuerdo en todos los temas con PNV y PSE, pero nuestra intención ha sido siempre realizar un trabajo previo conjuntamente y llegar a acuerdos, en vez de cerrarnos en el 'no'».

Al comienzo de la legislatura realizaron una proposición de 40 puntos en los cuales veían «grandes posibilidades de acuerdo con el PNV, pero todavía no hemos recibido ninguna respuesta. En aquella epoca el ambiente era de mucha tensión, y nuestra propuesta iba enfocada, entre otras cosas, a destensionar las relaciones», recuerdan, y añaden: «ha habido una actitud de superioridad hacia nosotros por parte del gobierno municipal, e incluso han ninguneado publicamente algunas de nuestras propuestas». Asimismo, recalcan el bajo número de comisiones realizadas durante estos cuatro años. «Ello nos ha llevado a tener muy poca información de las actuaciones del gobierno municipal. En algunos temas nos ha costado mucho obtener información por parte del gobierno municipal. Por ejemplo en el acuerdo entre el Ayuntamiento y Zumaiena o la situación de los locales municipales».

Por otro lado, recuerdan algunas de las propuestas de EH Bildu en estos cuatro años. Tales como el Plan Estratégico; el modelo de gestión de residuos (actualmente llevado a cabo por la Mancomunidad); los puntos aceptados para la propuesta de la OTA; ayudas para la emancipación; o el Plan de Turismo, que era parte de nuestro programa, seguir teniendo presencia en UEMA; o el recargo en las ordenanzas fiscales para la segunda vivienda, entre otras cosas.

El tema sobre borrar las pintadas ha sido uno de los quebraderos de cabeza en esta legislatura. «Se ha estancado por pura cabezonería. Pudo servir para trabajar en la ordenanza de participación ciudadana, y por ese camino se podría lograr una solución adecuada a este tema», señalan.

«Experiencia enriquecedora»

En opinión de EH Bildu, «en esta legislatura se ha trabajado menos que en la anterior. Por ejemplo, los temas de medio ambiente apenas se han tratado, y en general se han hecho menos comisiones que en la anterior legislatura». «Este gobierno municipal ha buscado una fuerte presencia mediática, sobre todo al comienzo de la legislatura. Las iniciativas menos importantes y pequeñas tenían sitio en los medios, ha sido un constante bombardeo que ha aburrido a la ciudadanía», expresan.

Para terminar, explican que para EH Bildu estos cuatro años han sido una experiencia «enriquecedora, pero a veces dura también». Destaca que les ha servido para aumentar las relaciones sociales y para crear un ambiente «inmejorable» dentro del partido. Con relación a los representantes de otros partidos políticos, «han sido relaciones más acidas que dulces. Pero en general, el balance total es positivo por nuestra parte. En la sociedad actual cada uno va por su camino, sin mirar al costado. Nos alegramos de que nos hayamos juntado personas que trabajan por conseguir el bien de los demás», han finalizado.