200 personas han participado en la limpieza de la costa entre Deba y Zumaia

Alrededor de 200 personas participaron el sábado en la limpieza./
Alrededor de 200 personas participaron el sábado en la limpieza.

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO ZUMAIA.

Alrededor de 200 personas participaron el sábado en la limpieza de la costa entre Deba y Zumaia organizada por el Grupo ecologista y Antinuclear Eguzki. «Todo el que se ha acercado sabía a lo que iba y lo que podía encontrarse, pero ha sido verdaderamente llamativo el panorama con el que se han topado al llegar a la rasa y observar la cantidad de residuos que se podían ver. Se ha recogido todo lo que ha sido posible y el resto se ha intentado alejar lo más posible de los envites de la marea», han explicado desde Eguzki.

Quienes participaron en la limpieza de la rasa mareal entre Deba y Zumaia dieron una muestra de sensibilidad ambiental y civismo. «Pero sería una ingenuidad pensar que esta iniciativa y otras similares que puedan realizarse van a acabar por sí mismas con la problemática que está generando el plástico que inunda los mares: ¡más de 10 millones de toneladas anuales!», han denunciado.

Desde Eguzki expresan que «a este problema global hay que darle una solución global». Prioritariamente, reduciendo la producción mundial de plástico y, mientras tanto, prohibiendo la producción y venta de aquellos plásticos no reciclables y recogiendo selectivamente los plásticos reciclables para su tratamiento, «algo que todavía no se hace suficientemente. Pero, mientras las administraciones no se tomen en serio de una vez esta problemática y legislen en este sentido, la ciudadanía no debe renunciar a tomar medidas a escala local, aunque puedan no ser consideradas sino como parches, entre otras cosas, porque de la sensibilidad que demuestre y la presión que sea capaz de ejercer dependerá en buena medida que las autoridades aceleren la toma de decisiones», han señalado.

Por eso, reiteran que «no podemos admitir que la basura plástica que abarrota el flysch entre Deba y Zumaia no sea retirada periódicamente, como se hace, por ejemplo, con los residuos de las playas». Recuerdan que, este espacio tiene la calificación legal de Biotopo protegido. Esa calificación no puede ser un mero reclamo turístico, implica que las autoridades «deben tomar medidas, entre ellas, de limpieza». Tampoco quieren olvidarse de los ríos guipuzcoanos, «auténticas autopistas por las que viaja el plástico a la mar. Los ríos también precisan de una limpieza periódica».

 

Fotos

Vídeos