Lubaki Guraso Elkartea responde al alcalde

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO

El pasado 1 de febrero de 2019 se publicó una nota de prensa sobre el proyecto de presupuestos presentado por el equipo de gobierno y en el que se informaba sobre el servicio de cuidado de niños de dos años en julio. Los miembros de la asociación de padres y madres Lubaki no están de acuerdo con varios datos de dicha nota y han querido aclarar varios puntos.

Según explican, el primer intento de poner en marcha el servicio de cuidado de niños de dos años en julio se dio en 2015, «último año de la legislatura de EH Bildu. En esos momentos, el Ayuntamiento se ocupó de la organización del servicio y la valoración por parte de los participantes fue positiva», recuerdan. «Al año siguiente el gobierno municipal de EAJ-PNV decidió no continuar con este servicio. El argumento era que no les parecía adecuado, desde el punto de vista pedagógico, hacer partícipes a alumnas y alumnos de 2 años en un formato de campamento municipal». Entonces, Lubaki Guraso Elkartea (L.G.E.) propuso que preparase un formato dirigido a cubrir adecuadamente las necesidades de estos pequeños. «El Ayuntamiento rechaza la propuesta y dice que no se va a ocupar de organizar un servicio asistencia para atender las necesidades de niñas y niños de HH2 durante el mes de julio», explican.

Ante esta situación y en vista de la necesidad que había de contar con un servicio así, L.G.E. se reunió con padres y madres de HH2 para hablar de los pormenores del servicio, de que contara con personal especializado en Educación Infantil para llevarlo a cabo. Después de contar con la aprobación de padres y madres, L.G.E. se hizo responsable de la gestión del servicio de Udazaintza, diferenciándolo del formato de campamento municipal.

Los miembros de Lubaki explican que el Ayuntamiento otorgó el permiso para utilizar las instalaciones del edificio Aita Mari, se hizo responsable de la limpieza y los puso en contacto con la responsable de la Ludoteka para que ambos servicios se coordinasen en el uso de las instalaciones y material. «A lo que no está dispuesto entonces el Ayuntamiento es a proporcionar ayuda económica alguna para llevar a cabo el servicio. Por lo tanto, ese año para poder organizar Udazaintza L.G.E. utilizó parte del dinero recaudado en la fiesta que la escuela publica celebra el mes de junio. En 2017, cuando L.G.E. preguntó al Ayuntamiento si se iba a hacer cargo del servicio de Udazaintza, la respuesta fue negativa. El argumento seguía siendo que no lo consideraban pedagógicamente adecuado y no querían fomentar actividades lúdicas», explican. En esta ocasión, el Ayuntamiento dio una ayuda económica para la ejecución del servicio. El año pasado, a la negativa de no querer preparar Udazaintza se sumo el argumento de las razones de tipo técnico por parte del Ayuntamiento. «La cuestión es que con la organización del campamento municipal se les agotan todos los recursos y no quisieran tener que organizar además el servicio de Udazaintza».

Asimismo, inciden en que «L.G.E. ha dado con la fórmula correcta en la organización de un servicio como el de Udazaintza y que el Ayuntamiento prefiere seguir así. Es entonces cuando propone a L.G.E. firmar un acuerdo con el Ayuntamiento». En dicho documento queda reflejado cuáles son las responsabilidades del Ayuntamiento (instalaciones, material didáctico, limpieza de aulas y ayuda económica para ejecución del servicio), y cuáles las de la asociación: preparar el servicio de Udazaintza con las condiciones impuestas por el Ayuntamiento: la publicación de la oferta del servicio abierto en los medios de comunicación, preparación y reparto de las hojas de inscripción, presentación de los presupuestos del servicio, recopilación de los currículos, realización de entrevistas y selección y contratación de personal, reuniones con educadoras y padres y madres, gestión de cuotas de familias perceptoras del RGI.

Con todo lo expuesto, Lubaki Guraso Elkartea presenta su disconformidad con el alcalde cuando afirma que «el servicio de Udazaintza está financiado por el ayuntamiento y en la gestión de éste se implican los padres y madres, sin dejar todo a cargo del Ayuntamiento. Se busca la implicación de padres y madres en la educación de estos valores hacia los niños y niñas y además el fomento de la implicación del pueblo». Desde la asociación de padres señalan que «L.G.E. ha hecho más que implicarse en este proyecto y el Ayuntamiento, desde que comenzó su mandato, no ha tenido intención alguna de implicarse en la organización».