Estudio sobre las necesidades sociales de las personas mayores de 75 años

La sala Oxfor de la casa de la cultura Alondegia se llenó en la presentación del estudio. / SARA UTRERA
La sala Oxfor de la casa de la cultura Alondegia se llenó en la presentación del estudio. / SARA UTRERA

El objetivo de este informe es valorar la adecuación de los servicios y prestaciones que se ofrecen a las personas mayores en el municipio

SARA UTRERA ZUMAIA.

El Ayuntamiento de Zumaia y la empresa IKEI presentaron el miércoles, en Alondegia, el estudio sobre las necesidades de las personas mayores del municipio. Según explicó Pili Alberdi, técnica del departamento de servicios sociales del Ayuntamiento, «han hecho un especial esfuerzo para recoger las necesidades reales de aquellas personas mayores de 75 años». Es por eso por lo que los presupuestos de 2018 recogieron una partida para crear el proyecto 'Observatorio de las personas mayores', respondiendo así también a uno de los objetivos recogidos en el Plan Estratégico.

Bajo la dirección de la empresa IKEI, se han realizado un total de 422 entrevistas personales a zumaiarras mayores de 75, prestando especial atención a aquellas personas que no conocen o que en los dos últimos años no han mantenido contacto con los servicios sociales del municipio. Después, con los resultados obtenidos se ha creado un informe con el que el Ayuntamiento puede valorar la adecuación de los servicios y prestaciones que se ofrecen desde el departamento de Servicios Sociales y adecuar estos a las actuales y futuras necesidades de las vecinas y vecinos mayores. «Ha sido un ejercicio muy importante. Gracias a este estudio ahora tenemos una imagen real de cuál es la situación de estas personas; ahora podemos detectar qué necesidades padecen y tomar medidas al respecto», expresó el alcalde Oier Korta.

Las entrevistas tenían dos objetivos claros. Por un lado, caracterizar al colectivo, es decir, conocer a las personas mayores de 75 años, su entorno, saber cómo viven, su casa y familia. Y, por otro lado, informarles sobre los talleres y servicios que presta el área de servicios sociales del Ayuntamiento (centros de día, actividades, programa Sendia, ayudas a domicilio, programas de ocio...). Desde IKEI han estado realizando entrevistas durante tres meses, desde noviembre de 2018 hasta enero de 2019. «Es una cifra muy alta y queremos agradecer a todas las personas que se han prestado a ello», expresaron las técnicas de IKEI.

Según explicaron las representantes de la empresa, las conclusiones de este estudio son «positivas». Se ha realizado un informe muy detallado, el cual ha permitido una descripción sociodemográfica, económica, salud, limitaciones, familia, relaciones, actividades y situación de la vivienda, entre otros.

La tasa de dependencia de las personas de Zumaia es menor que la de Urola Kosta o Gipuzkoa. «La media de puntuación sobre la salud de las personas entrevistadas es de 6,7 puntos sobre 10, un dato bastante positivo», expresaron.

En cuanto a la frecuencia de las visitas al centro de salud, el 36% de las personas han respondido que han acudido al menos una vez cada tres meses; un 14% no ha acudido y el 9,2% tiene dificultades para ir. «Además, existe un 12% que no puede salir de su hogar, que se encuentran en situación de dependencia y que a menudo recurren a la ayuda de su pareja, hijos o cuidadores. En conclusión, creemos que hay que reforzar la atención domiciliaria».

En cuanto al bienestar emocional, se ha preguntado por si alguna vez se han encontrado en situaciones de soledad, tristeza, ansiedad, inseguridad o miedo al olvido. «Existe un alto porcentaje que sale diariamente de casa, salen a pasear o realizan los recados. Sin embargo, hay un bajo nivel de actividad social, de actividad física y participación comunitaria», explicaron. «Un 6% de las personas encuestadas se sentía solo o sola con frecuencia y el 9% se sentía triste», añadieron. Por otro lado, aseguran que existe un porcentaje elevado de personas que no conoce los programas y los servicios que existen en el municipio dirigidas a personas mayores.

Conclusiones

Con el estudio realizado sobre las necesidades sociales de las personas mayores de 75 años, han identificado a dos colectivos que necesitan atención especial: los que se encuentran con dificultades para realizar las actividades cotidianas; y los que además de encontrarse con dificultades para realizar las actividades cotidianas, también sufren soledad.

Identificados estos colectivos, desde IKEI y el Ayuntamiento han llegado a la conclusión de que hay que profundizar en las necesidades de acondicionamiento de las viviendas para evitar situaciones de aislamiento y mejorar la seguridad; informar periódicamente sobre los servicios e iniciativas que prestan desde los servicios sociales; fomentar la participación en programas educativos y de ocio, así como la práctica de actividad física para luchar contra el aislamiento, la soledad y la depresión de las personas mayores.