El corto 'Izur' se proyectará el jueves en el salón de actos de Zumaiena

Presentación de la película en la ermita de San Telmo. /  SARA UTRERA
Presentación de la película en la ermita de San Telmo. / SARA UTRERA

Mediante esta obra se han querido recuperar los testimonios de las mujeres que sufrieron la expulsión de febrero de 1937

SARA UTRERA

El miércoles y el jueves se cumplirán 82 años desde que cientos de guipuzcoanos fueron expulsados de sus pueblos en contra de su voluntad, por motivos políticos, en el invierno de 1937 por los sublevados contra la República. Zumaia fue la localidad más afectada por los exilios forzosos, con 252 expulsados, siendo la mayoría mujeres y menores de edad.

Con motivo de esta fecha, el próximo jueves se presentará en el salón de actos del colegio Zumaiena el filme corto 'Izur', realizado por el colectivo de creadores audiovisuales Pixelatu. La rueda de prensa para presentar el proyecto se realizó ayer, en la ermita de San Telmo, y contó con la participación de Joseba Esnal, presidente de Erkibe Kultur Elkartea; Estibaliz Urresola, de Pixelatu; Isaak Aranberri, director de Zumaiena; y la concejala Ane Arregi.

«En una lluviosa mañana de febrero de 1937, 252 personas de Zumaia fueron sacadas de sus casas y expulsadas sin compasión de nuestro municipio. Reunidos en Zubitxiki y repartidos en camiones y autobuses, con tan solo unas pocas pertenencias, fueron expulsados de Zumaia en contra de su voluntad. La represión en Zumaia tuvo mil caras, pero esta podría ser una de las más crudas», recordaron. En la presentación oficial de 'Izur' se contará a los presentes lo ocurrido en el municipio hace ya 82 años.

Los miembros de Erkibe han organizado en los últimos años diversas actividades entorno a la Memoria Histórica. Tales como exposiciones, la presentación de un documental, o la elaboración del libro 'Oraindik atzo'. «Historias como las de ese invierno de 1937 se han quedado ocultas entre las cuatro paredes de los hogares de las víctimas. Es importante que la gente conozca lo que sufrieron aquellas personas, su historia y sus testimonios», explicó, y añadió: «quisimos dar un paso más. Por eso, propusimos este proyecto al equipo de Pixelatu, por el cual mostraron un gran interés».

Las protagonistas

Estibaliz Urresola, una de las creadoras de 'Izur', apuntó que a través de este corto «han querido recuperar los testimonios de las vivencias de las mujeres». «A menudo las historias de la guerra suelen ser historia de hombres y las de las mujeres se olvidan. Pero éstas también se tienen que contar. Mediante este corto las conoceremos, pero también cuáles fueron sus roles, el trabajo tan importante que hicieron en su entorno familiar para mantener vivo el euskera, las tradiciones y la cultura vasca».

El director de Zumaiena ikastetxea, Isaak Aranberri, por su parte confesó haber visto ya 'Izur'. «Esm difícil no emocionarse. En Zumaiena tenemos claro que las historias, si no se cuentan, si no se recuerdan, no existen y que es necesario recordar a las nuevas generaciones estas historias de sufrimiento y explicarles el sinsentido de la violencia». En el marco de los Derechos Humanos, el centro recibió por parte de Erkibe y de Pixelatu la invitación a participar en este proyecto, en el que han colaborado alumnos de primero de bachillerato. «Nos hace mucha ilusión participar en este proyecto y, además, poder presentarlo en nuestro colegio».

«Es importante recoger testimonios de lo acontecido y que las generaciones futuras conozcan lo ocurrido. Por eso son necesarios proyectos como éste», añadió Esnal. Esta obra ha contado con el apoyo del Ayuntamiento, la Diputación y el Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos Gogora.

Por último, Ane Arregi animó a la ciudadanía a acudir a ver 'Izur' el día 14 a las 18.30 en Zumaiena. «Es un corto realmente conmovedor». Al acto han sido invitados tanto las familias expulsadas como sus descendientes y la directora de Convivencia y Derechos Humanos de la Diputación, Maribel Vaquero, así como la directora del Instituto Gogora, Aintzane Ezenarro. La entrada será libre hasta completar aforo y tras la proyección, habrá una mesa redonda.

 

Fotos

Vídeos