Cáritas aclara cuáles son sus funciones

S. UTRERA ZUMAIA.

Cáritas de Zumaia ha querido aclarar cuál es su funcionamiento debido a las críticas recibidas por su forma de proceder en algunas situaciones. «Ante los comentarios cada vez más frecuentes que llegan a nuestros oídos sobre nuestro funcionamiento y modo de proceder, Cáritas de Zumaia quiere salir al paso de estos y clarificar de una vez por todas la labor que realiza», han explicado.

Primeramente, han querido señalar que los ingresos provienen principalmente de donaciones de personas particulares y de la recaudación del Coro de Gabon a los que están «profundamente» agradecidos. «Agradecemos, asimismo, a todas aquellas personas que nos entregan ropas, comida y enseres para que podamos distribuirlos a los necesitados».

Aunque se encuentran dentro de la estructura de la parroquia, quieren aclarar que tienen autonomía propia para realizar sus funciones y utilizar los recursos según sus propios criterios y normas «estudiados a conciencia y, sobre todo, sin ningún tipo de discriminación con las personas que acuden a nosotros».

Una economía débil

Tras tomar como referencia el último ejercicio, «vemos que los ingresos son inferiores a los gastos en una cantidad importante. La diferencia en negativo la tapamos con la bolsa existente de años anteriores mucho más prósperos».

Asimismo, explican que su economía cada vez es «más débil debido a la situación actual, que es la que es, y las donaciones cada vez son menores». Por ello, señalan que la administración de los recursos que tienen lo hacen con «el máximo rigor y mirando cada caso con lupa, aunque somos conscientes de que, en alguna ocasión, nos meten gato por liebre». Los gastos los han clasificado en estos apartados: ayudas a familias (alquileres, pagos de luz, agua y gas, limpieza...), y ayudas a gente de paso, entre otros.

Colaboración con servicios sociales, ayuda a ONGs donde trabaja gente de Zumaia, ayuda al refugiado, ayuda a naciones castigadas por desastres naturales, ayuda a personas de Zumaia en prisión... También visitas con necesidad de compañía, fiestas de animación en el centro Otezuri y Residencia San Juan, gastos como ropero, teléfono, y la aportación a cáritas de la zona son solo algunas de las labores de esta agrupación.

«Nuestra labor es bastante amplia, dificultosa en ocasiones, y se realiza con personas voluntarias. Personas que, por otra parte, tienen ya cierta edad y nos vendría bien una remesa de jóvenes que les dieran el relevo», han expresado.

Los interesados en participar en este proyecto pueden ponerse en contacto en el local de Cáritas o llamando al 608 377 216. Para terminar, esperan que se «haya podido aclarar las dudas a los comentarios que circulan por la calle y si alguien necesita más información, rogamos se dirija directamente a nosotros, que le atenderemos con mucho gusto».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos