El Zarautz consiguió su primera victoria a costa de un buen Real Unión B

Andreano. Autor del único gol y una pesadilla para el rival. /  AMAXKAR
Andreano. Autor del único gol y una pesadilla para el rival. / AMAXKAR

J. M. ZUBIAURRE ZARAUTZ.

La afición ha tenido que esperar hasta la quinta jornada para disfrutar con la primera victoria del equipo de David Muñoz. Lo hizo el sábado por la mínima gracias a un gol de Andreano y ante un rival que dio la cara en todo momento y puso las cosas difíciles al Zarautz KE.

La presión iba en aumento ya que los locales habían perdido tres encuentros por la mínima y empatado el restante. Sumar de tres en tres da una considerable ventaja y también un empujón a la moral del equipo. El sábado los zarauztarras volvieron a pecar de ansiedad durante muchos minutos, quieren jugar al fútbol pero más con el corazón que con la cabeza, y ello pese a los incesantes consejos que les llegan desde la banda.

El equipo se adelantó en la primera mitad y eso permitió jugar con cierta ventaja, aunque los irundarras demostraron en todo momento ser un conjunto joven con muy buen trato de balón. En ningún momento dieron por perdido el encuentro. Con estos tres puntos, el Zarautz sale un poco de la zona delicada, lo que le permitirá viajar a Oiartzun con la confianza de estrenar el casillero de victorias, aunque el equipo rival ha comenzado la liga en muy buen estado de forma ganando sus dos últimos partidos.

El juvenil de Liga Nacional, por su parte, continúa sin ganar tras perder en casa 0-2 con el Arrupe. Lamentablemente, les ha tocado un calendario muy exigente. Mientras, las chicas de Liga Vasca le metieron una 'manita' al Mariño (0-5) lejos de Asti.

 

Fotos

Vídeos