Veraneo en Zarautz acondicionando su nuevo pabellón

Este verano Iñigo Manterola se quedará en Zarautz, acondicionando un pabellón de 300 m2 que ha adquirido en Errotaberri para poder desarrollar su obra, pero tras la época estival tiene previsto viajar a Hamburgo, a colocar una escultura de dos metros de altura que le ha comprado una asociación de universidades. De la misma manera, le han encargado tres esculturas grandes para Nebraska, en Estados Unidos. «Tengo la suerte que estoy trabajando sobre encargos, los clientes confían en mi trabajo, he caído en gracia», señala, muy contento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos