Velada de K1 con ocho combates en el Aritzbatalde

Asier Garayar, entrenador e impulsor de la velada, y el concejal de Deportes, Iban San Martín. / ETXEBERRIA
Asier Garayar, entrenador e impulsor de la velada, y el concejal de Deportes, Iban San Martín. / ETXEBERRIA

Esta tarde a partir de las 18.00 horas habrá cuatro combates entre amateurs y otros tantos de neo-profesionales

ANTXON ETXEBERRIA ZARAUTZ.

El frontón del polideportivo Aritzbatalde acoge esta tarde la celebración del Euskadi K-1, una velada de kick-boxing organizada por el grupo de practicantes de esta modalidad deportiva con la disputa de ocho combates, cuatro entre amateurs, tres de neo-profesionales, además del combate estelar que cerrará la jornada entre Sarasketa y el laudiotarra Ispizua con el título de Euskadi en juego.

En esta velada, que dará inicio a las 18.00 horas, subirán al cuadrilatero los mejores especialistas de esta modalidad deportiva de K-1, derivada del kick-boxing. «En esta disciplina se pueden utilizar las rodillas pero no los codos, es más espectacular», explica Asier Garayar, entrenador de algunos de los contendientes de la velada en el gimnasio Fitness Sport de Zarautz. Cuenta con una treintena de alumnos y algunos de ellos subirán al ring. Es el caso de los zarauztarras Txomin Astigarraga, Iñaki Riestra, el oriotarra Joselu Amilibia o la azpeitiarra Ainara Torvisco, dos veces campeona de España, quienes se enfrentarán a rivales procedentes de diferentes gimnasios en combates de dos asaltos de dos minutos para los amateurs y cuatro asaltos de dos minutos para los neo-profesionales.

«Con esta velada pretendemos promover este deporte y quitar la mala fama que tiene. Es un deporte de contacto, pero noble, hay muy buen rollo y cada vez tiene más aceptación. La gente que acude por primera vez se lleva una agradable sorpresa, es una modalidad muy espectacular», subraya Asier Garayar, natural de Hernani, pero que trabaja en Zarautz (es ingeniero en la empresa Gaitek) y lleva 14 años como entrenador del club Kuraia.

«Pensamos que los deportes de contacto los practican gente con no muchos escrúpulos, pero es todo lo contrario. El K-1 exige sacrificio, constancia en los entrenamientos y el grupo que tengo yo en Zarautz es gente buena, seria y disciplinada. Además, cada vez tenemos más fichas, incluidas chicas».

No subirá a la lona Jaime Urdampilleta, baja esta tarde por un accidente de moto, aunque hará las veces de spiker. Él se encargará de presentar a los contendientes de esta velada que tendrá una duración aproximada de 3 horas. El pasado año más de 300 personas presenciaron en directo los combates. Las entradas costarán 18 euros en taquilla, y 15 en anticipada. «No pretendemos más que cubrir gastos», indica Garayar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos