Restauración del cauce y de la antigua marisma

Más allá de la actuación hidráulica, la actuación supondrá retirar una cobertura de 350 metros a la regata, encauzarla a cielo abierto con muros de distintos tipos respetando el cauce natural siempre que sea posible y la retirada de un muro de encauzamiento de 258 metros para la recuperación de una antigua marisma en Irita. De cara a fomentar la integración de la actuación en el entorno, se prevé la siembra de herbáceas, la plantación de árboles en zonas verdes colindantes, técnicas de ingeniería naturalística y estaquillados de árboles autóctonos en los nuevos taludes de escollera. Aprovechando las labores de ejecución del proyecto de urbanización, se abordará la eliminación de vegetación invasora presente en el área, el bambú (Arundodonax).

 

Fotos

Vídeos