Cientos de zarauztarras se acercaron a inaugurar la nueva oficina de turismo

Curioso aurresku. La pareja de txalaparta, Kimu, interpretó el aurresku con este tradicional instrumento mientras las bailarinas de Jalgi mostraban su maestría./FOTOS AMAXKAR
Curioso aurresku. La pareja de txalaparta, Kimu, interpretó el aurresku con este tradicional instrumento mientras las bailarinas de Jalgi mostraban su maestría. / FOTOS AMAXKAR

Esther Facchin, directora de la Oficina de Turismo, reconoce que tras el traslado ha aumentado el número de consultas

JUAN MARI ZUBIAURREZARAUTZ.

Aunque el traslado de la Oficina de Turismo de Zarautz se había llevado a cabo hace mes y medio desde Belauntzaran plaza al número 30 de Kale Nagusia, antiguo local de Maza, ayer se inauguró el nuevo local con asistencia de autoridades y muchos zarauztarras. Estos pudieron visitar antes del acto oficial las instalaciones por dentro y la mayoría salió encantada con lo visto en su interior.

La inauguración arrancó con un aurresku muy especial en el que la música fue interpretada por Kimu con txalaparta únicamente y bailada por dos jóvenes del grupo local Jalgi. Después le llegaría el turno al alcalde Xabier Txurruka y al diputado de Turismo Imanol Lasa. Ambos coincidieron en que Zarautz se merecía un local como éste y felicitaron al arquitecto del proyecto, Mitxel Arauzo Muñoz.

Una vez finalizado el acto central los asistentes pudieron disfrutar de la música (saxo y trompeta) y degustar bonito a la parrilla acompañado de txakoli de forma gratuita.

La directora de la Oficina de Turismo, Esther Facchin, reconocía que todavía es pronto para hacer un balance pero sí dejaba claro que «tras el traslado a la nueva oficina en Kale Nagusia se ha incrementado el número de consultas al estar en un punto estratégico y mucho más accesibles, más a mano, y eso permite dar un mejor servicio a zarauztarras y visitantes».

Aunque el verano no ha acabado el análisis es positivo, «el tiempo ha acompañado, y por ejemplo, en cuanto a alojamiento la ocupación está siendo muy alta». Sobre el nuevo local decía que «no deja indiferente a nadie. Zarautz se merecía una Oficina como ésta, es espectacular. Lo que más llama la atención es la estructura que imita un barco y las pantallas, que van a ser muy útiles».