«No paro, es la única manera de sacar adelante los proyectos»

Iñigo Manterola con algunos de sus clientes en su reciente viaje a Japón. / DV
Iñigo Manterola con algunos de sus clientes en su reciente viaje a Japón. / DV

El pintor y escultor Iñigo Manterola reconoce que «he caído en gracia» | Ha expuesto en México, acaba de regresar de Japón y prepara obra para Hamburgo y Nebraska

ANTXON ETXEBERRIA ZARAUTZ.

El pintor Iñigo Manterola, nacido en 1973 en Orio pero vecino de Zarautz, no para. Ayer mismo regresó de Japón tras permanecer una semana en el país nipón donde ha instalado dos piezas grandes y atendido a sus clientes de Tokio. Pero semanas antes estuvo de viaje en México DF para exponer en una prestigiosa galería. Trabajo y proyectos no le faltan y en perspectiva tiene un viaje a Hamburgo a la inauguración de una escultura que le ha comprado la fundación Deutsch Hochschulstiftung, además del proyecto de tres esculturas para Nebraska.. «Ya ves que no paro. Es la única manera de sacar los proyectos adelante», señala ya en Zarautz tras regresar de Japón.

Explica que lo de viajar a Japón le vino a través unos clientes franceses que viven en Japón. «Me compraron obra en invierno y querían que acudiera a instalar la obra y a la posterior fiesta de inauguración en la ciudad de Nagano. Me interesa viajar, ya que siempre conoces gente y pueden salir nuevos contactos».

En el caso de Japón han sido esculturas, pero en México ha expuesto pintura. «Me tocó pasar mis apuros. Tras pagar 4.500 euros para enviar los cuadros en avión sobre la pesca de bonito con mes y medio de antelación, dos días antes de la inauguración de la exposición me dijeron que la obra estaba retenida en la aduana. Tuve que pagar a la policía mexicana otros 1.400 euros para liberar la retención. Así funcionan allí». Reconoce que «me he gastado mis dineros, pero han sido dos viajes muy fructíferos». Agradece a los clientes que ha tenido ocasión de conocer puesto que «son los clientes quienes están becando mis trabajos, porque las instituciones no te ayudan nada, ni siquiera para sufragar parte de los gastos generados por los viajes», se lamenta.

Tras este incidente en la aduana, pudo exponer en la Galería Arte XXI de México DF. Bajo el título, 'Así, como el mar...', Manterola expuso un amplio conjunto de más de cuarenta y cinco pinturas y esculturas que suponen una nueva etapa en su trayectoria artística y un nuevo impulso en su carrera internacional tras la anterior exposición en la capital azteca en el año 2011.

Hasta el año 2006 Iñigo Manterola era un pintor bien reconocido por sus trabajos realistas de marinas y escenas de la costa vasca. En ese año realizó un viaje a alta mar de una semana en un barco pesquero con el fin de documentarse para una serie sobre la pesca del bonito. La experiencia vivida en este viaje marcó un hito en su trayectoria. El continuo vaivén del oleaje, de sus modelos y del propio autor le provocó un interés por captar nuevos elementos como el movimiento, las líneas cinéticas y la fluidez de los trazos pictóricos. Este interés llevaría al autor oriotarra a experimentar con nuevas técnicas, estilos y disciplinas, abriendo su trabajo a la abstracción y la escultura. Fruto de ello es una coherente línea de exposiciones en las que Manterola ha ido evolucionando plásticamente: pinturas animadas, un paseo por el Cantábrico (2007), Paseos por el soporte (2010), Retrazos (2016) y Tránsitos (2017).

En 'Así, como el mar...', Manterola ha regresado al punto de partida de esta evolución plástica pero con el bagaje aprendido a lo largo de los últimos doce años. De esta manera ha retomado los motivos principales de su viaje a alta mar de 2006 y los ha reinterpretado tomando en consideración las claves de su trayectoria última. Las líneas cinéticas han cedido el paso a una construcción totalmente plástica en los cuerpos y chubasqueros amarillos de los pescadores. De este modo, sus formas se convierten en una abstracción viva y dinámica para alcanzar, en su forma abstracta, la condición más pura y sintetizada de formas en movimiento.

Manterola ha expuesto en distintos lugares tales como San Sebastián, Bayona, Biarritz, Pamplona, Bilbao, Madrid, París, o recientemente México... Hay obra suya en colecciones particulares nacionales e internacionales.

A su vertiente artística se suma la gestión de su propio estudio-galería situado en la plaza Zaragoza nº 3 de San Sebastián.

Más

Temas

Zarautz

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos