Jesús Montoia ofrece su visión del mundo en la muestra de Merkatu plaza

Jesús Montoia. Ayer ante uno de sus cuadros pintado a plumilla con tinta china. / ETXEBERRIA
Jesús Montoia. Ayer ante uno de sus cuadros pintado a plumilla con tinta china. / ETXEBERRIA

Este gasteiztarra, que actualmente reside en Molina del Segura (Murcia), estuvo viviendo en Zarautz entre 1984 y 1988

ANTXON ETXEBERRIA ZARAUTZ.

El gasteiztarra Jesús Montoia Oribe, afincado actualmente en la localidad murciana de Molina de Segura -aunque vivió en la década de los 80 en Zarautz-, presenta en la primera planta de la plaza del Mercado 45 obras, casi todas realizadas en papel. De formación autodidacta, en un principio realizó obras por encargo, pero hacia 2010 recibió el estímulo de la pintura china. Este tipo de pintura solo fue el detonante para ofrecer su propia visión del mundo, el mundo de la sociedad posindustrial; él se centra en los desechos que esa sociedad genera: fábricas en ruinas, graffitis sobre muros de hormigón y mendigos.

A punto de cumplir los 58 años de edad, hasta los 38 Jesús Montoia trabajó mucho para marchantes. «Producía mucha obra, muchas flores, limoneros, bodegones..., y me compraban marchantes, pero acabé muy cansado y dejé de pintar, hasta que retomé la pintura hace unos ocho años, pero ya por puro divertimiento. Me propuse pintar cuadros alargados, de 50 cms. por 150 cms., pintando de izquierda a derecha, cuadros paisajísticos a tinta china con caña de bambú, pero también cuadros que quiero que sirvan para que la gente mueva un poco los rodamientos del cerebro, que la gente mire y aprenda a ver, haga lectura de cada cuadro», nos señalaba en la mañana de ayer.

Jesús Montoia nos ofrece a través de su obra su propia visión del mundo, el mundo de la sociedad posindustrial. Como indica su amigo Manuel Moyano, «un mundo decadente, degradado, en ruinas, donde el capitalismo -enarbolando como única bandera los intereses económicos- ha arrasado cualquier valor ético y ha acabado por corromperlo todo».

«En la sociedad posindustrial -explica el autor- se ha producido una transición económica que ha reestructurado la sociedad entera, pasando de una economía industrial a otra de servicios, basada en el desarrollo técnico... Lo que yo quiero mostrar es el lado humano de ese proceso, la basura que esta máquina de producir beneficios va dejando por el camino, basura tanto material como humana... Quiero mostrar a los desechados por el sistema». Pero Jesús Montoya piensa que también hay belleza en lo decadente. «Podemos recorrer estos cuadros como si camináramos por un polígono industrial abandonado, cruzándonos a nuestro paso con mendigos desharrapados y perros hambrientos, pisoteando charcos grasientos, bajo el ominoso cielo gris de otoño».

La exposición es muy variada y está causando interés. Se puede visitar a diario, de 18.30 a 20.30 horas, hasta primeros de septiembre.

Jesús Montoia tiene buenos recuerdos de Zarautz. «Estuve viviendo entre 1984 y 1988 en Zarautz, primero en Vista Alegre y luego en Bella Vista. Mi mujer, Amparo Orte, era profesora, estuvo en la antigua escuela que había en Meagas, pero tras cerrar la escuela encontramos acómodo en la región de Murcia, primero en Cartajena y ahora estamos viviendo en Molina de Segura. Yo soy técnico del Ayuntamiento en dicho municipio y es por donde saco el sustento. Echamos mucho de menos Zarautz y toda esta zona», nos afirmaba ayer. «Procuraré estar el mayor tiempo posible en Zarautz para explicar mis cuadros a los posibles clientes», indicaba.

 

Fotos

Vídeos