Los gigantes y cabezudos no temen a la lluvia

Los gigantes y cabezudos no temen a la lluvia

ZARAUTZ

La última jornada de la Aste Nagusia zarauztarra tenía una cita final con los más pequeños. Los gigantes y cabezudos debían salir por la tarde en pasacalle por el casco viejo, pero la lluvia amenazaba con suspender su último recorrido en fiestas. Por suerte, en cuanto se lanzaron los cohetes para anunciarlos cesó la lluvia y salieron a las calles, aunque poco duró la alegría.

Temas

Jaiak