La Diputación aportará 1,2 millones para la conexión de la zona industrial de Errotaberri

Los trabajos. De urbanización de la zona para la futura conexión con Errotaberri son visibles. / ETXEBERRIA
Los trabajos. De urbanización de la zona para la futura conexión con Errotaberri son visibles. / ETXEBERRIA

Se considera una obra «clave» que permitirá mejorar la conexión del polígono Errotaberri con Aritzbatalde, evitando que el tráfico atraviese el casco urbano

ANTXON ETXEBERRIA ZARAUTZ.

El consejo de Gobierno de la Diputación Foral ha aprobado esta semana el convenio a firmar entre la Diputación y el Ayuntamiento de Zarautz para la ejecución y financiación de las obras del proyecto de urbanización del sector industrial Errotaberri. Acorde con el mismo, la institución foral costeará parcialmente las obras del apartado denominado Frantsesbidea, en los capítulos que afectan a materias de su competencia, por un importe de 1.243.026,59 euros. Además, se compromete a poner a disposición los suelos necesarios durante la ejecución de las obras. El Ayuntamiento, por su parte, asume la responsabilidad de la contratación y la ejecución de las obras.

Se trata de un proyecto redactado en 2017 por el Ayuntamiento, con cinco fases. Las tres primeras están ya en ejecución y la cuarta se espera acometer en breve. El desarrollo de la quinta y última fase, que es a la que se refiere el convenio aprobado, cuenta con un presupuesto total de 1.892.371,97 euros, y un plazo de ejecución de 16 meses. Las obras correspondientes a Frantsesbidea comprenden la conexión de Errotaberri con el casco urbano en Aritzbatalde a través del paso existente sobre la autopista, la renovación del cajón de Frantseskoa y la conexión con el camino de Aitza auzoa, así como la eliminación de la glorieta Arizia y su sustitución por una intersección en T.

Según destaca el portavoz foral Imanol Lasa, estas actuaciones permitirán mejorar la conexión del polígono industrial Errotaberri con la red viaria general, «evitando que ese tráfico deba atravesar el casco urbano». Actualmente, desde la rotonda de conexión de la N-634 con la AP-8 hay que tomar la calle Zubiaurrezar y recorrer las calles Araba y Urdaneta hasta pasar bajo la autopista. «Supone reducir el recorrido de los vehículos que van a Errotaberri por la zona urbana, muchos de ellos pesados, en 800 metros, por lo que conllevará una mejora considerable en la movilidad del municipio, aliviando el casco urbano, y repercutiendo positivamente en la calidad de vida de las vecinas y vecinos».

El objetivo común de mejorar los accesos al polígono industrial Errotaberri aprovechando las sinergias generadas con la mejora de la situación del río Iñurritza ha guiado tanto al Ayuntamiento como a la Diputación Foral a redactar este convenio, apostando por la «colaboración institucional». Se trata de una obra de «gran importancia» para consolidar el futuro de Zarautz también en lo económico, ya que permitirá ampliar y desarrollar la actividad industrial, hasta ahora centrada básicamente en Abendaño, que está «al borde de su capacidad». También beneficiará a las trabajadoras y trabajadores de esta zona industrial.

Además, las obras sufragadas en esta quinta fase coinciden con actuaciones recogidas en los proyectos de variante de la carretera N-634 redactados por la Diputación Foral con anterioridad, «actuaciones que si ejecutamos ahora, no será necesario realizar cuando se aborde la construcción de la separata de la variante de la N-634. Es, por tanto, un adelanto de trabajos ya previstos y un primer paso». Se cumple así el compromiso anunciado por el diputado general Markel Olano en su visita institucional a nuestra localidad en 2017», señala Imanol Lasa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos