Charla dirigida a las mujeres para mostrar las salidas profesionales

Dos jóvenes alumnas de Oteiza Lizeo Politeknikoa en una clase práctica. Todavia son muy pocas las jóvenes que se animan a estudiar formación profesional, donde la oportunidad de trabajo está asegurada./
Dos jóvenes alumnas de Oteiza Lizeo Politeknikoa en una clase práctica. Todavia son muy pocas las jóvenes que se animan a estudiar formación profesional, donde la oportunidad de trabajo está asegurada.

Las empresas del sector técnico-industrial necesitan personal y en la charla de esta tarde en Antoniano aretoa, varias mujeres contarán sus experiencias

ANTXON ETXEBERRIA ZARAUTZ.

El sector técnico-industrial se encuentra en un estado crítico en cuanto a la falta de mano de obra cualificada y constatamos que hay escasa presencia de mujeres. Realmente hay una oportunidad de trabajo muy interesante en el sector que podrían aprovechar las mujeres, un colectivo en que la incidencia del paro sigue siendo superior al de los hombres.

Las empresas precisan de gente competente y no es una cuestión de género. No hay ningún puesto de trabajo, en ninguna empresa, en el que el trabajo no pueda ser llevado a cabo por una mujer.

Con el objetivo de mostrar al colectivo de mujeres las salidas profesionales hacia el sector técnico-industrial e impulsar la integración de la mujer en el mismo, el departamento de Igualdad del Ayuntamiento de Zarautz ha organizado para hoy, jueves, a las 18.30 en Antoniano aretoa, una sesión dirigida a las mujeres. A la misma asistirán la Gerente de Engranajes Juaristi, Ana Belen Juaristi, la responsable de Recursos Humanos de GKN Driveline Zumaia, Eugenia Iraola, la responsable de Recursos Humanos de Indaux y Okin, Generosa Cerviño, y las tres exalumnas de Oteitza Politeknikoa, Gema Marrero, Eider Irigoien y Aintzane Etxaide, antiguas alumnas de Ciclos Industriales de Producción por Mecanizado, quienes contarán la trayectoria de su vida y su experiencia empresarial.

Parece que la palabra industria hace retroceder un paso a gran parte de las personas, cuando el objetivo final de todas ellas es la inserción laboral y el sector industrial es una solución clara a esta inserción.

La industria no solo se refiere al mecanizado de pieza o a la electrónica. Existe, por ejemplo, la industria de la alimentación muy arraigada en nuestra comarca que precisa de gente preparada para conformar, con ayuda de máquinas, panes, comidas precocinadas y cualquier proceso automatizado, como pueden ser también la impresión de papel... El sector técnico-industrial se encuentra en un estado crítico en cuanto a la falta de mano de obra cualificada. Una necesidad que irá en aumento según transcurran los años venideros.

Es necesario que la presencia de la mujer vaya en aumento en los entornos industriales y mostrar la imagen fiel y la realidad de la Industria del siglo XXI.