Los Reyes Magos llegaron ayer a Orio en el tren txu-txu, y sentados sobre una trainera

Multitud de niños con sus panderos acompañaron a los Reyes Magos durante su recorrido. /  ETXEBERRIA
Multitud de niños con sus panderos acompañaron a los Reyes Magos durante su recorrido. / ETXEBERRIA

La sorpresa gustó a la mayoría de los vecinos, «una cabalgata curiosa y original», se comentaba

ANTXON ETXEBERRIA ORIO.

Sorpresa ayer en la cabalgata de Reyes. Casi nadie se esperaba, pero sus Majestades de Oriente arribaron a Orio en el tren txu-txu, y dentro del tren, sentados en una trainera, por supuesto, de color amarillo.

Años anteriores los Reyes solían llegar a caballo, pero esta vez en tren txu-txu, habitual medio de locomoción en la localidad durante la época estival. Un cambio que gustó a la gran mayoría de la gente congregada para la ocasión en la tarde fría de ayer. «Me ha parecido una cabalgata curiosa y original, así somos en Orio», comentaba un padre que sujetaba a su hija. Y es que, excepto los organizadores, nadie sabía del cambio. Y en este sentido, tras dejar Talaimendi las labores organizativas, las riendas del Erregeen Karterua de la mañana y de la Cabalgata de Reyes han pasado a manos del ayuntamiento con el apoyo de un grupo de padres, de los jóvenes y de Orioko Arraun Elkartea. 'Txanka' y compañía han trabajado a destajo para que no faltará detalle en el montaje, como las escaleras con la que descendieron los Reyes de la trainera para subir seguidamente al balcón consistorial y saludar a las cientos de niños y sus familiares citados en la plaza, antes de seguir recorrido y finalizar en el polideportivo Karela.

Entre los detalles, la ausencia de caballos ni en el recorrido de la mañana del cartero ni en la cabalgata. «Hemos decidido suprimir los caballos por evitar posibles peligros, que a veces se alteran con tanto gentío», comentaban desde la organización. Otro detalle, la gran cantidad de niños de la comitiva, con más de dos centenares, con el traje de baserritarra, sus tambores y panderos, sin olvidar a la banda y los regalos para repartir en los domicilios. Una cabalgata, desde luego, muy de Orio.

 

Fotos

Vídeos