El PNV de Orio no cree «justas ni equitativas» las asignaciones a los concejales

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCOORIO.

El grupo municipal de EAJ-PNV se ha mostrado crítico con las asignaciones a los concejales aprobadas en el primer pleno de la nueva legislatura, ya que no lo considera «ni justo ni equitativo». Los jeltzales consideran que no se ha empezado bien la legislatura. «Pensamos que se ha perdido una oportunidad de conseguir en el primer pleno un amplio consenso en la organización del trabajo de los próximos cuatro años».

Según indican desde el grupo municipal jeltzale, «desde el inicio de las negociaciones hemos trasladado a EHBildu que entendemos que los resultados electorales han determinado que sea Anuska Esnal la alcaldesa de Orio y que íbamos a respetar ese resultado. Del mismo modo, mostramos nuestra disposición a trabajar y a colaborar en la gestión municipal para seguir avanzando para un Orio mejor. Con esta predisposición a la colaboración analizamos la propuesta de EHBildu sobre la organización de las comisiones, las retribuciones y asignaciones a la alcaldesa y a los concejales. EAJ-PNV estaba en disposición de seguir trabajando en esa primera proposición. Nunca hemos puesto obstáculo alguno a las liberaciones propuestas. Entendemos que la responsabilidad de ser alcalde ha de ser retribuida acorde a la responsabilidad, por lo que en coherencia, aceptábamos la propuesta. Por lo que estamos de acuerdo en las liberaciones propuestas por EH Bildu».

Lo que a EAJ no les parece adecuado era la propuesta de asignación a los concejales. «En la propuesta de EH Bildu pagarían por ir a las comisiones y por ir a los plenos. Entendemos que esta es una labor que se le supone a los representantes municipales por el mero hecho de serlo». Recuerda el PNV «que hasta ahora, ningún concejal ha recibido (sin liberación) más de 300 euros por ejercer como tal. En la última propuesta de EH Bildu incluyendo las aportaciones de los demás partidos, un concejal sin liberación llegaría a cobrar hasta 850 euros, cuando en la legislatura pasada esa cantidad suponía una liberación. Estas cuantías únicamente las recibirían los concejales de PSE y Orain que de esta manera tendrán unas asignaciones de 750 euros y 850 euros, asumiendo el representante de Orain una comisión, además de la asignación de 375 euros por partido», mientras nosotros recibiremos una asignación de 500 euros para la portavoz, tres concejales 200 euros y un concejal 250 euros por tener 2 comisiones, y 475 euros como asignación a los partidos».

EHBildu justifica estas cuantías por el esfuerzo que deben hacer los grupos que únicamente tienen un sólo concejal, ya que estos deben participar en 8 comisiones. «Entendemos que la representación se consigue a través de la confianza que depositan los ciudadanos en la candidatura que se presenta y que ello no debe penalizar en el reconocimiento de la labor que se realiza; no creemos que debamos medir el esfuerzo de cada concejal en la cuantía de comisiones que tenga, porque estamos convencidos que todos los que vamos a tomar parte en esta legislatura realizaremos el máximo esfuerzo».

En la propuesta alternativa que proponía EAJ, cada concejal sin liberación recibiría 200 euros; asumir la responsabilidad de una comisión se reconocería con 150 euros más y la portavocía con otros 200 euros. «De esta forma la cuantía máxima que recibiría un representante municipal sería de 550 euros. Consideramos que esta opción es más equitativa y más justa. Condicionábamos los resultados de esta negociación a asumir la gestión de una comisión, entendiendo que la evolución de la misma sería un reflejo de lo que nos puede deparar el futuro».

EAJ considera que las aportaciones realizadas a la propuesta inicial de Bildu, «eran perfectamente entendibles y asumibles, mientras en la propuesta de EH Bildu era una condición el aceptar las asignaciones, liberaciones, la formación de gobierno, y la junta de portavoces».

«Aún estando de acuerdo con la mayoría de las propuestas, el hecho de no estar de acuerdo con la asignación a los concejales, hace que no podamos asumir la gestión de una comisión por no cumplir su condición. Por coherencia y respeto a nuestros votantes no vamos a asumir la gestión de ninguna comisión. Nuestro grupo va a seguir trabajando por el programa que presentamos ante la ciudadanía y que una gran parte de la misma lo ha dado por bueno. Hemos querido iniciar la legislatura con el espíritu colaborativo que nos ha guiado durante toda la campaña, con la idea de buscar puntos de unión entre los grupos para llegar a amplios acuerdos».