Kosta Gastronomika presenta sus novedades

Kosta Gastronomika presenta sus novedades

Ir de pintxos en cuadrilla o visitar un obrador artesano de antxoas son algunas de las novedades de esta edición

ANA CHUECA

Visitas a caseríos y obradores artesanos de antxoas, degustación de embutidos, pulpo Flysch y besugo al estilo Orio son algunas de las novedades que se han presentado para esta temporada de Kosta Gastronomika, la marca que engloba experiencias gastronómicas de Urola Kosta.

Entre todas las experiencias, la parrilla, «elemento fundamental», se ha presentado como la embajadora general de toda la comarca, según ha explicado en rueda de prensa, Esther Facchin, directora de la Oficina de Turismo de Zarautz. Cada uno de los municipios que componen Kosta Gastronomika cuenta a su vez con su propio embajador: el de Getaria es el txakoli, el de Orio, el besugo al estilo Orio, el de Zarautz, su mercado de abastos, el de Aia, el queso y el Zumaia, el pulpo del flysch. Aunque cada municipio «ha ido proponiendo actividades que no eran necesariamente de su embajador», ha rematado Facchin.

Conocer el enigma del euskera y descubrir los secretos del caserío vasco y sus animales son algunas de las actividades que pueden hacerse en Zumaia. En Geteria se unen mar y tierra: experiencia Basqueporks, visita de un caserío donde los cerdos viven en libertad, degustación de quesos y elaboración artesanal y degustación de antxoa con Maisor. Pote en cuadrilla en Zarautz, probar en familia la esencia del txakoli en Getaria y disfrutar de un menú tradicional de sidrería en Aia son las novedades de 2019 que se pueden reservar en las oficinas de turismo de la comarca.

Actividades dirigidas a todo el público, familias y amigos y de dentro y fuera de la comarca, que unen el sector público y privado para ofrecer una amplia variedad de actividades gastronómicas. Una buena oportunidad, ha señalado Maite Mancisidor, propietaria del Agroturismo Santa Klara de Zumaia, para acortar la «grieta entre el primer y el tercer sector» en la que los «agroturismos son clave para hacer una economía más equitativa».

Así lo ve también Ainhoa Iribar de Maisor, que tras identificar la necesidad de poner en valor el trabajo y calidad artesanal de la antxoa de Getaria decidieron unirse al programa y ofrecer una actividad turística de elaboración y degustación. «La gente viene movida por la nostalgia. Muchos regalan la experiencia a la abuela o la madre. También hay quien se apunta para transmitir a los hijos el cariño y respeto por los productos artesanales y de calidad», ha señalado Iribar.

Una propuesta gastronómica, «surgida de la unión entre el sector privado y público», como ha recalcado Igor Ituriain, presidente de la Mancomunidad Urola Kosta. Dirigida a familias y amigos, para todo tipo de personas, extranjeros o no, que se repite por quinta vez después del impacto positivo que tuvo la edición pasada.