EAJ-PNV propone reordenar la entrada al municipio y la recogida de residuos

Josune Urkola, candidata jeltzale. / J.A.
Josune Urkola, candidata jeltzale. / J.A.

JOSU ARANBERRI USURBIL.

La candidata de EAJ-PNV a la alcaldía de Usurbil, Josune Urkola, dio a conocer el programa de gobierno con el que se presenta a las elecciones municipales con el objetivo de trabajar «por el bienestar y la calidad de vida de todos los y las usurbildarras». Las propuestas se recogen en un decálogo que va desde la reorganización de la entrada de Usurbil hasta la convivencia pasando por habilitar suelo para la escuela pública, responder a la falta de instalaciones deportivas o la revisión del sistema de recogida de residuos.

Las diez iniciativas contemplan, en primer lugar, la renovación de la entrada de Usurbil mediante una rotonda en la N-634 a la que sigue la habilitación del suelo necesario para que el Gobierno Vasco «ahora que está elaborando el plan de inversiones 2019-2022 pueda construir la escuela pública que necesita nuestro pueblo».

El apoyo a la actividad económica con la rehabilitación de los ámbitos degradados y la mejora de la accesibilidad de los barrios «mediante los convenios necesarios para financiar su ejecución» son otras dos de las acciones propuestas.

La necesidad de levantar una instalación cubierta para usos deportivos ubicada bien en la plaza redonda cercana al campo de fútbol Zelai Txiki o en el ámbito de Gernika ibilbidea es la quinta propuesta que recoge el programa jeltzale, seguida de la revisión del sistema de recogida de residuos. «Fuimos pioneros pero tras 11 años debemos reconocer las carencias y proponer a los usurbildarras modelos más efectivos de recogida porque el método actual produce un agujero anual de más de 250.000€ en las cuentas del ayuntamiento», señaló Urkola.

El decálogo del programa lo completan la mejora de la comunicación de los diferentes barrios con el centro mediante el refuerzo del transporte público urbano, el análisis de los puntos negros tales como Troia, Txokoalde, Etxealdia o el puente de Santuenea «para encontrar soluciones compartidas con la Diputación y el Gobierno Vasco».

Para finalizar, Urkola subrayó su intención de trabajar la convivencia y la memoria entre todos «porque ninguna razón política puede estar por encima del respeto a los principios de los Derechos Humanos».